Un arlequín distinto y colorido

Te enseñamos una versión moderna del bufón más famoso

Te enseñamos una versión moderna del bufón más famoso

Durante años, el disfraz de arlequín ha sido en blanco y negro. El personaje más popular de la Comedia del Arte es un clásico de carnaval. De personalidad pícara y camaleónica, crea su traje a base de retales de distintos colores. Puedes hacer un disfraz de arlequín para niños casero con un pijama, o unos leggings y camiseta de cuello vuelto, lisos o con algún estampado como este de lunares. Hacer un cuello con dos grandes volantes es fácil, con una goma alrededor del cuello para fruncirlo, y en el mismo color o coordinados, dos grandes pompones de lana.

Este disfraz se completa con un gorro, que puedes hacer con cartulina, rematado
con pequeñas bolitas de papel. Como maquillaje, dos grandes mofletes rojos, como
lunares, y un triángulo azul en la nariz. Nos encanta la combinación de azul y
amarillo, pero puedes recrear el look con el clásico blanco y negro o innovar con
otras mezclas, ¿con cual te animas?

Nestum

Deja un comentario