5 disfraces de mamá y bebé muy originales

Si te estrenas este carnaval como madre, probablemente estés deseando disfrazar a tu pequeño por primera vez pero, ¿qué te parecería formar parte de la puesta en escena? Nos encantan los disfraces de mamá y bebé porque son divertidos y nos hacen participar con ellos, cuando a veces son tan pequeños que no tenemos más opciones que llevarlos en un carro o en una mochila. Estos cinco, que hemos visto en el blog The House that Lars Built son tiernos y de lo más divertidos. ¡Quién tuviera un bebé para disfrazarse con él!

Disfraces de mamá y bebé

Matrioska

Las populares muñecas rusas inspiran este disfraz tan original. Puedes aprovechar cualquier vestido oscuro que tengas, y complementarlo con una camisa estampada, un mandil o un cojín floreado que te servirá para cubrir la mochila portabebés. Imprescindible: el pañuelo de seda estampado, que puedes poner al pequeño a modo de capota y un maquillaje de muñeca con los coloretes bien marcados. ¡Monísimo!

Pintora

Para las más creativas, un disfraz de pintora en el que la paleta está sobre el bebé. Para ti, busca un mono en un color claro o pastel que puedas manchar a brochazos, y aprovecha el fular de porteo para pegarle una paleta de pintor que puedes hacer con cartulina. Acompáñate de unas brochas y unas zapatillas de tela como las que usaría cualquier artista para estar cómoda en su estudio. ¡Genial!

Tropical

El más divertido de los disfraces para mamás y bebés no puede ser más sencillo de preparar. Elige las prendas más coloridas de tu armario y compleméntalas con grandes collares y pulseras de gruesas cuentas. Completa el look con un turbante a lo Carmen Miranda al que podrás añadir alguna fruta de plástico. Para tu bebé, un fular de color amarillo o mostaza y un gorrito a juego, para transformarlo en una apetecible banana.

Seta y gnomo

Para este disfraz de seta y gnomito a juego tendrás que ser un poco habilidosa. La clave es el sombrero, hecho a mano con cartón y periódicos (en el blog tienes el paso a paso). Complétalo con ropa de colores neutros para los dos y un gorro de gnomo que puedes hacer fácilmente con fieltro rojo. El resultado es un disfraz muy romántico.

La cigueña

El último de nuestros disfraces para mamás y bebés es fantástico y muy muy tierno. Una cigüeña, que puedes hacer añadiendo unas mangas que imiten plumas con fieltro o tela, pegadas a cualquier camisa exagerada y un gorro con pico que puedes hacer tu misma o comprar ya hecho. El bebé, la entrega especial, va pegadito al cuerpo de la mamá con un fular y una mochila. ¡Listo para dejarlo caer en cualquier casa!

Deja un comentario