Planes diferentes para el Día del Padre Sorpréndele en el Día del Padre

Regalar a papá no siempre es fácil. A veces da la sensación de que ya tienen de todo, y en realidad ellos no necesitan mucho más que tiempo juntos para ser felices. Este año hemos buscado un plan para sorprenderles y, creemos que lo hemos encontrado. Si su sueño desde siempre es volar, te traemos dos ideas para que lo cumpla de lo más divertidas.

Planes diferentes para el Día del Padre

Un túnel de viento

Un vuelo en caída libre a más de doscientos por hora, sin necesidad de subirse en un avión. Los que lo han probado, dicen que es una experiencia alucinante. Hablamos de un túnel de viento, una estructura que genera un flujo continuo de aire que te mantiene, literalmente, volando.

En Madrid, el túnel de viento Madrid Fly es una experiencia única, perfecta para sorprender a papá. La actividad incluye un pequeño training teórico, la ropa necesaria para subirse al túnel y dos vuelos. En todo momento estará acompañado por un instructor, que le irá asistiendo en su vuelo y le ayudará a manejarse dentro de la cámara. Como es de cristal, podréis verle desde fuera e incluso hacerle fotos y vídeo para el recuerdo. Nos encanta que sea una empresa 100% española, con la tecnología más avanzada del mundo. ¡Una pasada!

Montar en globo

Si papá no es tan atrevido, pero siempre tiene la cabeza en las nubes, un paseo en globo es la opción más romántica de nuestros planes diferentes para el Día del Padre. Programa su viaje al amanecer, para aprovechar las luces tan especiales de la primera hora del día, y no os arrepentiréis del madrugón. Un vuelo en globo es una experiencia fantástica, en la que se está a merced del viento y los caprichos de la naturaleza. Y aunque el aterrizaje sea algo controlado, se sabe desde donde se marcha, pero nunca, a ciencia cierta, a donde se llega.

Una de las empresas con más experiencia en España nos propone paseos en globo partiendo de Segovia, para poder disfrutar desde el aire de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y sus vistas del Acueducto, el Alcazar y la Catedral. Los globos suben a unos trescientos metros y cubren una distancia de unos diez kilómetros durante una hora. Si acompañas la actividad con un almuerzo a base de cochinillo, te aseguramos que papá no se olvidará de este día nunca.

aveda

Deja una respuesta