Las tecnologías en los niños

Los niños de la actualidad han cambiado enormemente debido al constante bombardeo de tecnología que pueden tener a su alcance. Los teléfonos móviles y los ordenadores están provocando graves problemas en la personalidad de niños y trastornos de comportamiento difíciles de corregir.

Los niños de la actualidad han cambiado enormemente debido al constante bombardeo de tecnología que pueden tener a su alcance. Los teléfonos móviles y los ordenadores están provocando graves problemas en la personalidad de niños y trastornos de comportamiento difíciles de corregir.

En la actualidad la tecnología esta invadiendo todos y cada uno de los momentos de nuestras vidas y cada vez son más las personas que se ven afectadas tanto de manera negativa como positiva debido a los rápidos avances tecnológicos que estamos viviendo. Cada año aparecen nuevos productos tecnológicos como el altavoz inteligente donde se puede comprobar sus características y especificaciones en https://altavozinteligente.es que es una web especialista en estos altavoces inteligentes.

En este caso los niños cada vez a edades más tempranas  se ven más afectados porque durante la infancia es la parte de la vida en la que las tecnologías  influyen más sobre  la personalidad de la persona. Actualmente,  para un niño le es imposible imaginar su vida sin su teléfono móvil, ordenador o altavoz inteligente para el hogar. Aunque cueste creerlo,  no hace ni dos décadas, los niños y adolescentes solían disfrutar de sus vidas jugando en la calle al futbol e interactuando con otros niños.

Pero esto ha cambio e incluso  los niños llevan sus propios teléfonos móviles a las escuelas y en los recreos se aíslan dentro de su mundo tecnológico. Esto hace que no solo les afecte en sus estudios, sino que su personalidad se ve gravemente afectada ya que cada vez se vuelven más independientes y se niegan a compartir nada de su vida.

En una época en la que los niños deberían jugar a juegos en grupo, tan solo quieren jugar a juegos individuales en sus teléfonos móviles, ordenadores y iPads. Toda su gama de actividades parece haberse resumido en estos avances tecnológicos. Incluso cuando sus propios padres hablan con sus hijos, casi siempre tienen la cabeza inclinada en la pantalla del móvil y no suelen prestar la menor atención, incluso aunque se les diga algo importante.

Es verdad  que el avance tecnológico ha convertido al mundo más globalizado  y los niños de hoy en día tienen más exposición a los acontecimientos del mundo que los niños anteriores a este cambio tecnológico. Lo que se les debe enseñar es existe un mundo más allá de sus teléfonos móviles u ordenadores.

Los niños cada vez se están volviendo  más vagos debido a que todos y cada uno de ellos disponen en su propio hogar de todo lo que necesitan para estar entretenidos. La tecnología y el avance tecnológico, obviamente, ahorran tiempo, pero las personas cada vez son más dependientes de estos avances tecnológicos y están provocando graves trastornos de la personalidad.

Pasar largas horas frente al móvil u ordenador debilitan el cuerpo y estar constantemente sometidos a ruidos estridentes reducen la capacidad auditiva. Si  nos pusiésemos a comparar el niño de esta década con el niño de las décadas anteriores, notaremos que los niños con discapacidad visual y auditiva son mucho más hoy que antes. 

Los padres deben limitar el uso del móvil y los ordenadores por el bien de sus propios hijos.  Su agudeza visual sufre como resultado de vivir en un mundo completamente diferente que está desprovisto de realidad. La tecnología es algo positivo si se usa de una manera prudente ya que de lo contrario puede convertirse en un elemento destructivo.

Nestum

Deja un comentario