Crema hidratante para adolescentes

La piel de los adolescentes es lisita, sin imperfecciones, luminosa, sana... pero eso no quiere decir que no necesita cuidados. Aunque sea el fiel reflejo de la juventud, la ado...

La piel de los adolescentes es lisita, sin imperfecciones, luminosa, sana… pero eso no quiere decir que no necesita cuidados. Aunque sea el fiel reflejo de la juventud, la ado…

La piel de los adolescentes es lisita, sin imperfecciones, luminosa, sana… pero eso no quiere decir que no necesita cuidados. Aunque sea el fiel reflejo de la juventud, la adolescencia es el momento en el que se debe empezar a usar cremas hidratantes. Los consejos que hemos recopilado se han de tener en cuenta siempre y cuando el adolescente no tenga problemas graves de acné.

Una crema hidratante para adolescentes, además de proporcionar todos los beneficios que tenga la crema, hace que desde jovencitos empiecen a tener una rutina sana y conciencia de que deben cuidar su piel para que ésta luzca espectacular.

Con la adolescencia, coincidiendo con los cambios hormonales que sufren los jóvenes entre los 12 y 20 años, tiene que venir esa rutina cosmética que haga que tengan la piel hidratada, limpia, sin grasa y sin impurezas. En esta época la piel empieza a sufrir alteraciones produciendo más grasa o sebo, los poros se dilatan y surgen los puntos negros.

¿Qué debe tener una crema para adolescentes? Para hidratar la piel a estas edades es necesario que las cremas estén libres de aceite (oil free) y que indiquen que no son acnegénico (no producen acné) ni comedogénicos (no producen granos o comedones).

La mayoría de las pieles adolescentes suelen ser mixtas y grasas, por lo que una buena opción y que suele gustarles son las hidratantes en gel, ya que no les dan esa sensación de pesadez y se absorben rápidamente. Las cremas ligeras son ideales para estas edades porque aún no necesitan productos con demasiados principios, que suelen ser los más densos.

Si se diera el caso de tener la piel seca, tirante y deshidratada, habrá que elegir una crema más hidratante para que nutra la piel y deje de tener esos problemas tan incómodos.

Una vez que tengamos elegida la crema que se a usar es importantísimo limpiar bien la piel siempre antes de echar el producto, y por supuesto, hay que ser constante y aplicarla todos los días.

Nestum

Deja un comentario