Cómo usar el mando de la PS4 para jugar a tus juegos en Android

Aquí toda la información

Aquí toda la información

Una de las cosas que menos me gustan de los juegos para móviles son los controles. Los juegos han ido ganando en calidad, texturas, resolución… pero los controles siguen siendo los mismos: tocar y deslizar en una pantalla que, aun siendo grande, no es capaz de superar a los clásicos controles de Playstation o XBox. Muchos desarrolladores son conscientes de ello, por lo que ofrecen soporte para controladores externos en sus juegos, y hoy vas a aprender a sacarle provecho con tu mando de Playstation 4.

En este artículo vamos a enseñarte cómo conectar tu mando inalámbrico de PS4 a tu móvil Android. A diferencia de lo que ocurría con el controlador de la PS3, para esta ocasión no necesitas ser usuario root. Todo se hace desde los ajustes del propio terminal y en menos de un minuto. Tienes dos opciones: mediante Bluetooth o mediante USB-OTG. Ambas opciones son igual de buenas aunque a mí, a título personal, me gusta más por cable. Pero no nos enrollemos más, vamos al lío.

Cómo conectar un mando de Playstation 4 en tu móvil Android

Empecemos por la opción más complicada, y digo “complicada” porque es la más larga de las dos. Solo necesitas tener a mano el mando de PS4 cargado y apagado y seguir las siguientes instrucciones:

Enciende el mando dejando pulsado el botón “PS” y “Share” a la vez y mantenlos así hasta que la luz parpadee rápidamente en color blanco.
En tu móvil, vete a Ajustes > Bluetooth y busca un nuevo dispositivo. Debe aparecer “Wireless Controller”.
Pulsa sobre él y conéctalo.
¡Listo!

Ahora solo debes ir a los ajustes de tus juegos y configurar un controlador externo si así te lo permiten. Yo, para el caso, he probado con un emulador de Game Boy y me ha funcionado sin ningún tipo de problema. Eso sí, no sé si por culpa del emulador o por el propio Bluetooth, pero me daba unos pequeños tirones y la app no reaccionaba tan rápido como cabría esperar. Por ello prefiero la segunda opción.
 

Deja un comentario