Estudiar en el extranjero

¿Cuál es la mejor edad para llevar a los niños al extranjero y qué ventajas tiene para ellos? Es difícil determinar cuál es la edad perfecta para que un niño estudie en el extranjero, en gran medida va a depender de la personalidad y la madurez de cada uno.

¿Cuál es la mejor edad para llevar a los niños al extranjero y qué ventajas tiene para ellos? Es difícil determinar cuál es la edad perfecta para que un niño estudie en el extranjero, en gran medida va a depender de la personalidad y la madurez de cada uno.

 

Lo que recomiendan expertos como GSC idiomas, es que se haga una salida previa en verano como toma de contacto con lo que supone estar lejos de casa y en un país diferente.

Esta debe ser siempre una buena experiencia para ellos, de lo contrario, podría provocarles rechazo a la hora de irse un año escolar completo.

Normalmente, es aconsejable alrededor de los 10 años la primera salida. Hoy en día vivimos en un mundo muy global en el que tener una formación internacional y, por supuesto, un nivel alto de inglés se dan por hecho.

 

 

Por ello, es necesario que los niños aprendan desde pequeños el idioma y a desenvolverse con él.

También es muy positivo aprender a tratar con personas de distintas culturas y nacionalidades.

Los internados ingleses ofrecen la posibilidad de disfrutar de un año inmerso entre niños ingleses y de múltiples nacionalidades.

De tal forma que se acostumbran a respetar a todos por igual, a salir de su pequeño núcleo familiar y a aprender de una manera diferente.

GSC idiomas explica que una gran ventaja de estudiar en un colegio inglés es que el método de enseñanza difiere mucho del español al que estamos acostumbrados.

Los anglosajones además de impartir la clásica formación académica apuestan por la educación a través del deporte y de las diferentes disciplinas de las Artes (gráficas, escénicas, musicales), y reconocen en cada uno su talento particular, ya sea en matemáticas, historia o en teatro.

 

 

Otra ventaja que ofrecen los internados ingleses es que hacen todo lo posible por que los niños puedan dedicar tiempo a actividades extraescolares como deportes, música u otras disciplinas.

Para fomentar esto, se organizan torneos entre distintos colegios, algo que encanta tanto a los adolescentes como a los más pequeños. Siempre cuidando de cumplir con las exigencias académicas.

Esta es, sin duda, una gran experiencia de vida que muchos padres confiesan que les encantaría poder vivirla si retrocedieran.

 

Deja un comentario