Campamentos de verano y conciliación laboral

Campamentos de verano y campamentos urbanos como solución al problema de conciliación laboral de los padres.

Campamentos de verano y campamentos urbanos como solución al problema de conciliación laboral de los padres.

Campamentos urbanos para la conciliación laboral en verano

De nuevo están a la vuelta de la esquina las vacaciones escolares de verano, y de nuevo también los problemas en casa en torno a cómo poder conciliar la actividad laboral de los padres con el tiempo de descanso y desconexión de sus hijos. Las vacaciones deben ser algo positivo, desde luego, porque los niños se merecen el mismo descanso o más que los mayores por los meses de esfuerzo dedicados al estudio y al aprendizaje, pero lo cierto es que la difícil situación a la que se enfrentan muchos padres trabajadores cuando éstas llegan, hace que se vislumbren como algo totalmente negativo y desconcertante.

Debemos, por tanto, buscar el equilibrio y la forma de poder compaginar el descanso estival de los más pequeños con las horas de trabajo de los adultos, que nunca suelen disponer del mismo número de días libres que un niño. Y mientras llegan esas decisiones de verdadero calado que podrían dar solución al problema, como un nuevo sistema de reorganización en los horarios de las empresas, podemos acudir a los numerosos campamentos de verano que se crean de forma específica pensando en el bien de los más pequeños, en su desarrollo y disfrute, y en la famosa conciliación familiar.

La idea que tenemos de los campamentos está muy relacionada con el aire libre y con una gran distancia de nuestras casas, pero lo cierto es que existen otro tipo de campamentos, los denominados campamentos urbanos, que se desarrollan muy cerca de nuestros hogares (en ocasiones en los propios centros escolares) para tranquilidad de los padres, así como para la seguridad de los propios niños, que no se sienten tan lejos de su familia como en un campamento tradicional y adquieren el mismo tipo de beneficios que en estos últimos. Afortunadamente, la oferta de este tipo de campamentos es inmensa en todo el territorio de España, prueba de ello son los innumerables campamentos que podemos encontrar en el buscador Solocampamentos o la oferta de campamentos de verano 2018 que lanza este año la empresa Aventurama.

Este tipo de campamentos son excelentes para la tan deseada y necesaria conciliación familiar, pues no requieren que el niño tenga que permanecer fuera de casa de forma permanente y ofrecen un abanico de horas y días acordes con la necesidad de cada familia, en los cuales poder realizar todo tipo de actividades que van, desde las artísticas y culturales hasta las lúdicas y deportivas: ludotecas, juegos cooperativos, cuentacuentos, patinaje, tirolinas, gymkhanas, actividades acuáticas en piscinas, bicis, bailes, talleres, salidas, idiomas…Las opciones son múltiples, lo que garantiza que ningún niño tenga que sentirse incómodo con la actividad al poder elegirse de acuerdo a caracteres y preferencias personales. Y es que es fundamental que un niño se sienta bien a la hora de elegir las actividades a realizar en un campamento urbano u otro cualquiera, puesto que la realización de dichas actividades tiene un sentido de ocio y de entretenimiento pensado para el aprovechamiento del tiempo en vacaciones y en esos ratitos en los que los niños no pueden compartir el tiempo con sus padres.

Pero los beneficios de los campamentos urbanos no terminan aquí y a lo dicho podemos añadir otros aspectos, igual de beneficiosos, como sus asequibles precios, su capacidad de motivar y fomentar valores en la infancia o el nuevo enfoque pedagógico que pueden llegar a aportar al entorno escolar, sin necesidad de grandes quebraderos de cabeza por motivos económicos o de desplazamiento e inseguridad.

Que los niños se integren y hagan amistades, tan típicas del verano, al mismo tiempo que aprenden cosas nuevas y se lo pasan bien es posible gracias a los campamentos urbanos, para seguridad de los padres y el bien de una conciliación familiar absolutamente vital para el correcto funcionamiento de la sociedad y el bienestar de los más pequeños.

Nestum

Deja un comentario