Beneficios de los campamentos de verano

La llegada del verano es el momento ideal para pasar un buen rato con los más pequeños de la casa, ya que durante el resto del año se lo pasa entre libros de texto, mochilas y rutinas. La mayor parte de los progenitores aprovecha el periodo estival para compartir con sus hijos experiencias nuevas siempre que...

La llegada del verano es el momento ideal para pasar un buen rato con los más pequeños de la casa, ya que durante el resto del año se lo pasa entre libros de texto, mochilas y rutinas. La mayor parte de los progenitores aprovecha el periodo estival para compartir con sus hijos experiencias nuevas siempre que…

La llegada del verano es el momento ideal para pasar un buen rato con los más pequeños de la casa, ya que durante el resto del año se lo pasa entre libros de texto, mochilas y rutinas. La mayor parte de los progenitores aprovecha el periodo estival para compartir con sus hijos experiencias nuevas siempre que puedan coger vacaciones en el trabajo. Cuando los padres no disponen de las vacaciones, los campamentos se transforman en una alternativa ideal a fin de que los pequeños se diviertan y hagan nuevos amigos.

Las ventajas de un campamento de verano son amplios, debemos de recordar que es un regalo, no un castigo, y siempre y cuando se pueda es una experiencia muy enriquecedora que no se les olvidará.

A lo largo de los meses estivales de vacaciones es la temporada de disfrutar de los campamentos de verano. Son días en los que los más pequeños de la casa abandonan su hogar para vivir un sinfín de aventuras y compartir su tiempo y su espacio con otros pequeños de su edad o bien de otras edades con los que deberán convivir, jugar y aprender. Veamos ciertas de las ventajas de los campamentos de verano:

• Nuevos amigos. Los campamentos de verano sirven para crear nuevas relaciones y amistades, los pequeños socializan y aprenden a convivir con otros niños, deben jugar, compartir y efectuar actividades variadas en compañía. Eso va a crear lazos de amistades que a veces se transformarán en esenciales y que pueden continuar sosteniendo por mail o bien teléfono una vez que llega la despedida.

• Las actividades. En un campamento de verano se realizan muchas actividades, tanto físicas como intelectuales. Esto estimula a los pequeños pues van a estar continuamente andando, jugando, saltando, haciendo excursiones, con todos las ventajas que eso supone para su salud. Asimismo van a estar estimulados intelectualmente con los talleres, clases de idiomas si las hay o bien si se trata de campamentos tecnológicos, por poner un ejemplo, donde deberán desarrollar sus habilidades y destrezas.

• Los valores. El hecho de vivir estos días en los campamentos de verano va a hacer que los más pequeños desarrollen valores y actitudes como la colaboración, la tolerancia, el respeto, el trabajo en grupo, el hecho de compartir, de convivir, la responsabilidad… Todo ello va a ser extrapolable, después, a su vida diaria.

• La autoestima. Los campamentos de verano sirven para fortalecer su confianza en sí mismos y en sus capacidades. Son días en los que van a ser independientes, valientes y entregados, con lo que la autoestima de los pequeños se va a ver reforzada en gran medida.

• Aprendizaje. Los campamentos son un aprendizaje incesante en todos los sentidos, textual por el hecho de que aprenden inglés, francés, deportes, música o bien arte, y de vida, pues aprenden a convivir, a respetarse, a estar solos ante nuevas situaciones… Todo ello, indudablemente, se transforman en importantes beneficios que estos campamentos aportan a los pequeños y que van a poder, y van a deber, promover y practicar conforme retornen a su vida rutinaria.

Quien ha ido a un campamento de verano alguna vez, seguro que vivió experiencias imborrables. Tal vez este sea el motivo por el cual de año en año sean más las familias que deciden llevar a sus hijos a un campamento. La oferta aumenta conforme la demanda crece y en nuestros días existen muy variadas opciones para apuntar a los pequeños a diferentes campamentos.

De esta forma, tenemos campamentos deportivos, de multi-aventuras, de idiomas, en la montaña, en playa o bien en el campo.

Sin embargo, lo que desean los progenitores es que su hijo se divierta, aprenda a relacionarse, comparta actividades, gane autonomía y, sobre todo, viva nuevas y enriquecedoras experiencias.

Nestum

Deja un comentario