¿Tiene el tiroides la culpa de todo? Parte II

Hoy en día uno va al médico, a cualquier médico, por el motivo que sea…y de repente comenta algo que puede cuadrar con uno de los múltiples signos y síntomas de disfunción tiroidea, y escucha eso de: “pues vamos a ver cómo está el tiroides”, y el médico le pide un análisis para medir los niveles de TSH, que es la...

Hoy en día uno va al médico, a cualquier médico, por el motivo que sea…y de repente comenta algo que puede cuadrar con uno de los múltiples signos y síntomas de disfunción tiroidea, y escucha eso de: “pues vamos a ver cómo está el tiroides”, y el médico le pide un análisis para medir los niveles de TSH, que es la…

Hoy en día uno va al médico, a cualquier médico, por el motivo que sea…y de repente comenta algo que puede cuadrar con uno de los múltiples signos y síntomas de disfunción tiroidea, y escucha eso de: “pues vamos a ver cómo está el tiroides”, y el médico le pide un análisis para medir los niveles de TSH, que es la hormona que solicitamos los médicos en los análisis para valorar la función tiroidea…y ¡bingo! salen “algo” alterados.

Nota: para saber más de la TSH, aconsejo leer este post.

Y médico y paciente respiran aliviados (bueno, el paciente menos), porque ya han encontrado la causa de todos sus males…pero no, no es tan sencillo.

Y entonces el médico le manda al endocrino, y el endocrino le dice que antes de tratar algo, hay que confirmarlo, y le repite los análisis, o puede que el mismo médico quiera repetirlos antes de mandarle al especialista…y entonces van, y salen bien, la TSH ha vuelto a la normalidad, y uno se pregunta: ¿qué ha pasado?

image

1. Pues que por un lado el tiroides es muy sensible, y tiene la mala costumbre de “alterarse” con un simple catarro, una enfermedad aguda o crónica más o menos grave, la toma de algunos medicamentos (incluyendo hierbas “naturales”, isoflavonas y demás familia), intervenciones quirúrgicas, malnutrición y hasta con el estrés…así que puede que, para cuando le ve el endocrino, ya se haya solucionado el problema solo (menos mal). Eso si, uno no se queda tranquilo después de esto, y mi consejo es que, si se le ha alterado alguna vez, se lo vigile de año en año.

Para saber más acerca del tema, os aconsejo leer: https://comoentenderatuendocrino.wordpress.com/2015/08/25/tiene-el-tiroides-la-culpa-de-todo-ii/

Nestum

Deja un comentario