Qué tipos de ecografías se hacen durante el embarazo

Durante el embarazo se hacen diferentes tipos de ecografías dependiendo de la fase del embarazo o de cómo se encuentre la embarazada en cuestión. ¿Sabes cuáles son? A continuación te presentamos los tipos de ecografías más comunes que existen.

Durante el embarazo se hacen diferentes tipos de ecografías dependiendo de la fase del embarazo o de cómo se encuentre la embarazada en cuestión. ¿Sabes cuáles son? A continuación te presentamos los tipos de ecografías más comunes que existen.

Tipos de ecografías durante el embarazo 

Para realizar una ecografía se utiliza un transductor, que no es otra cosa que una sonda de ultrasonido portátil. Con esta herramienta se generan y se reciben todo tipo de ondas sonoras de alta frecuencia que aunque no pueden oírse (al menos no una persona) son muy eficientes. Estas ondas las absorbe el cuerpo y así se consiguen recrear imágenes en color blanco y negro con los ultrasonidos. Estas imágenes siempre se parecen a los negativos de las fotos. En las zonas negras se presenta el líquido amniótico y en las blancas o de color gris los huesos y los tejidos. 

Asimismo, existen diferentes tipos de ecografías que se pueden clasificar de menos a más complejas. Las menos complejas son aquellas que no requieren de demasiadas especificaciones técnicas mientras las más complejas son aquellas que requieren de más trabajo. El primer nivel está compuesto por los controles que suelen tener que pasar todas las embarazadas cuyo embarazo es normal y no presenta ningún tipo de complicación. El segundo nivel de ecografías se hace siempre con especialistas en centros específicos. Por último, si se encuentra algún tipo de problema en el embazado las embarazadas serán remitidas a centros especializados dónde se les puedan hacer ecografías en una resolución mucho más alta. 

El nivel super -especializado o tercer nivel se corresponde con los embarazos que cuentan con un riesgo muy alto. Este tipo de ecografías suelen completar a otras técnicas diferentes. Los aparatos que se utilizan para este fin son realmente complejos y este tipo de ecografías las hacen siempre profesionales que se dedican únicamente a hacer diagnósticos con ecografías con lo que no es una ecografía que se pueda hacer en una consulta ginecológica normal. 

Asimismo también podemos distinguir entre ecografía vaginal y ecografía abdominal. La primera, como su propio nombre indica, se realiza en la vagina y es la ecografía que se suele hacer antes de la semana número 12 de embarazo. Gracias a ello se logran obtener imágenes muy cercanas al útero de la embarazada. Son interesantes para decidir si hay o no embarazo, escuchar el latido del corazón del bebé y medir su tamaño. También son las que se utilizan si se debe detectar que la placenta se encuentra baja (fuente: elidealgallego.com). 

En segundo lugar tenemos la ecografía abdominal. Se trata de un tipo de ecografías en las que la sonda su ubica encima del vientre de la embarazada. Con este tipo de ecografías se pueden obtener igual ecografías del embarazo, del útero y el bebé. Se trata del método que se utiliza cuando el embarazo ya supera las doce semanas, es decir, cuando el útero ya se ubica fuera de la pelvis. Otro tipo de ecografías que existen son las Doopler . También son ecografías abdominales, pero se utilizan especialmente para analizar la sangre que circula entre el cordón y el útero y la placenta para ver si la placenta funciona bien y el embarazo marcha como es debido. 

Por último encontramos las ecografías en 3D y 4D. Aunque normalmente las ecografías se presentan en dos dimensiones, actualmente se pueden obtener también imágenes en 3D e incluso en 4D. Se trata de un tipo de ecografías muy realistas que permiten hasta ver el movimiento del bebé en directo. Aunque no se trata de ecografías necesarias son interesantes en algunos casos para detectar problemas del corazón, o algunas anomalías como por ejemplo el labio leporino. Además actualmente este tipo de ecografías han cobrado un gran auge y son muchas las personas que deciden hacerlas simplemente para poder ver a su bebé y aumentar su vinculación antes de que el pequeño nazca. 

Deja un comentario