Qué necesito para relajarme y superar los estudios universitarios

Todo estudiante sabe que enfrentarse a maratonianas sesiones de estudio acaba con cualquiera. Por ello, además de no ser una práctica del todo recomendable pasarnos horas y horas sin apenas descanso, todo estudiante necesita de su espacio donde relajarse y donde desconectar por unos minutos. Tanto si tienes...

Todo estudiante sabe que enfrentarse a maratonianas sesiones de estudio acaba con cualquiera. Por ello, además de no ser una práctica del todo recomendable pasarnos horas y horas sin apenas descanso, todo estudiante necesita de su espacio donde relajarse y donde desconectar por unos minutos. Tanto si tienes…

Todo estudiante sabe que enfrentarse a maratonianas sesiones de estudio acaba con cualquiera. Por ello, además de no ser una práctica del todo recomendable pasarnos horas y horas sin apenas descanso, todo estudiante necesita de su espacio donde relajarse y donde desconectar por unos minutos. Tanto si tienes la suerte de contar con una residencia de estudiantes con instalaciones como si no, os damos una serie pautas y lugares que os sirven como relajación y desconexión ante la época de estudios.

G2J_RUS_salon-cine

Imagen: residenciasarria.com

Piscina

El agua es el medio más relajante que existe. Por ello, contar con una piscina cerca donde poder descansar mientras nos damos un relajante baño resulta lo más apropiado tras unas horas de estudio.

Si la piscina es descubierta y podemos disfrutar del entorno natural mucho mejor, aunque sea tranquilamente desde una tumbona leyendo o repasando los mismos apuntes (pero a otro ritmo). Si el tiempo no acompaña o no existe esta posibilidad, contar con las piscinas de los gimnasios nos servirá también como método anti estrés nadando y quitándonos todas las cargas y tensiones a golpe de brazada.

Cine

Dicen que la televisión “atonta”, por ello, para desconectar, ¿qué mejor que abandonar los malos hábitos de la telebasura y acudir a la cultura del cine? Una buena película no sólo nos hace desconectar y sumergirnos en un mundo de fantasía, sino que además sirve de estímulo y es un potente sociabilizador.

Naturaleza pura

¿Qué mejor forma de desconexión que abandonar el mundanal ruido y escaparnos en plena naturaleza a dar un paseo o a correr montaña arriba? En Barcelona tienen ese privilegio con parajes como el de Collserola o Montjuïc, pero si no, también podemos acudir a un parque y observar la belleza natural de árboles, estanques y otros elementos relajantes.

Manualidades

Otra gran forma de desestresarnos es acudir a las manualidades. Desde los talleres de cerámica hasta las clases de dibujo, maquetería etc.

Hoy día incluso podemos encontrar una tendencia en alza con los libros de colorear, cuyos estudios psicológicos indican que es una buena forma de entrenar la creatividad mientras desconectamos de los estudios, trabajo, las tareas del día a día etc.

Un paseo por la ciudad

¿Cuánto tiempo hace que no visitas la catedral de tu ciudad?, ¿cuándo fue la última vez que visitaste un museo? Aprovecha la cultura como potente arma canalizadora del estrés y de camino vuelve a sorprenderte con las maravillas que te rodean.

Deporte

Ya lo hemos indicado al referirnos a las piscinas y a correr en plena naturaleza, pero es un factor tan importante no sólo para dejar atrás el estrés sino para mantenernos bien con nosotros mismos que no está de más que nos encontremos donde nos encontremos, busquemos la forma que más se adapta a nosotros de hacer deporte: desde unos simples estiramientos (incluso yoga y otras prácticas más suaves pero no por ello menos recomendables) hasta coger una bicicleta e irnos a donde nos apetezca pero bien lejos.

Seguro que tras la práctica de alguna de estas actividades, a la hora de retomar los estudios nos encontraremos con las pilas recargadas y con la mente puesta en marcha para asimilar a la perfección cualquier concepto.

Nestum

Deja un comentario