PRIMEROS AUXILIOS: HERIDAS Y HEMORRAGIAS

Más vale tarde que nunca ¿no? Bueno pues aquí esta otra entrega de Primeros auxilios. Ya sabeís ante cualquier duda, decidmelo. Besitos CORTES Y ROZADURAS. Los niños pueden sentirse asustados y molestos por u...

Más vale tarde que nunca ¿no? Bueno pues aquí esta otra entrega de Primeros auxilios. Ya sabeís ante cualquier duda, decidmelo. Besitos CORTES Y ROZADURAS. Los niños pueden sentirse asustados y molestos por u…

Más vale tarde que nunca ¿no? Bueno pues aquí esta otra entrega de Primeros auxilios.

Ya sabeís ante cualquier duda, decidmelo.

Besitos

CORTES Y ROZADURAS.
Los niños pueden sentirse asustados y molestos por una simple rozadura. Primero hay que tranquilizarlo y lavarle la herida con agua y jabón. Luego cubriremos con una tirita o apósito, la mantenemos limpia y, con eso ya es suficiente para que se sientan mejor.
1. Siéntale y tranquilízale, con cuidado lávale la herida con agua y jabón si es posible, si no solo con agua, usando una gasa, nunca algodón. Si la herida está muy sucia, colócala debajo del agua.
2. Trata de retirar cualquier partícula de suciedad que veas, con unas pinzas. Si empieza a sangrar no te preocupes, es normal.
3. Presiona con una gasa limpia para detener la hemorragia, cuando esta se detenga, seca la herida con otra gasa suavemente.
4. Cubre el corte o la rozadura con una tirita en que la zona almohadillada sea lo suficiente grande para tapar la herida. Si la herida o rozadura es pequeña o muy superficial, no es necesario taparla.


IMPORTANTE
– No limpies o cubras los cortes con algodón o cualquier otro material que desprenda pelusas, podría pegarse a la herida y provocar una infección o retrasar la cicatrización.
– Si no puedes eliminar los restos incrustados ni bajo el chorro del agua ni con pinza, LLEVA AL NIÑO AL HOSPITAL.
– Recuerda que el niño debe tener la vacuna del tétanos al día, si no llevarlo al centro de salud o al hospital para ponérselas.

HERIDAS INFECTADAS.
Una herida está infectada si hay: aumento de dolor, hinchazón, enrojecimiento y sensación de calor alrededor de la herida, pus e hinchazón y palidez en las zonas cercanas. Cuando la infección está avanzada, puede incluso dar fiebre.
1. Cubre la herida con una gasa estéril que no desprenda pelusa y sujétala con un vendaje.
2. ACUDE A TU MEDICO O AL SERVICIO DE URGENCIAS.
El mayor riesgo que puede haber con una herida infectada es la aparición del TETANOS. El tétanos es una peligrosa infección, que está presente en el suelo. Si se transfiere a la herida, los gérmenes sueltan toxinas dentro de nuestro sistema nervioso. Por ello es mejor prevenirlo a través de la vacunación.
Los bebes reciben la vacunación como parte de su programa vacunal, y todos los niños deberían haber recibido esta vacuna antes de empezar el colegio.

AMPOLLAS.
Si una ampolla causada por la fricción hay que tratarla de la manera más adecuada. En el mercado, se pueden encontrar tiritas específicas para las ampollas, que son muy útiles para tener en el botiquín.
1. Lavar la ampolla minuciosamente con agua y jabón (sin explotarla), y aclararla con agua limpia.
2. Secar con cuidado la ampolla y la piel de alrededor. Cubrirla con una gasa limpia.
3. Cubre la ampolla con una tirita normal o para ampollas. Aseguraos que los bordes son suaves para prevenir que se produzca otra ampolla. La tirita debe ser lo suficientemente grande como para cumplir la ampolla por completo.


IMPORTANTE.
– Si la ampolla es muy grande, cubridla con una gasa limpia que no suelte pelusa y sujétala con un esparadrapo.
– Nunca rompas deliberadamente una ampolla, ya que se podría infectar. Tampoco se debe inyectar nada dentro de la ampolla ni atravesarla con hilos ni cosas por el estilo.
– Este método no es aplicable a las ampollas causadas por quemaduras.

HEMORRAGIAS.
Las hemorragias graves pueden angustiar mucho tanto al niño como a ti, por lo que lo más importante es mantener la calma. Las heridas de consideración pueden requerir puntos de suturas que se darán en el centro de salud u hospital.
1. Presiona firmemente la herida para detener la hemorragia, utilizando un pañuelo o un trapo limpio o una gasa, o incluso coloca la palma de tu mano directamente sobre la herida. Eleva la parte dañada por encima del nivel del corazón.
2. Ayuda al niño a tumbarse, con la cabeza baja. Mantén la parte dañada por encima del nivel del corazón. Continúa presionando la herida durante 10 minutos.
3. Manteniendo la parte dañada elevada, cubrir la herida con una gasa esteríl que sea mayor que la herida. Sujeta la gasa con una venda, haciendo presión pero sin que sea excesiva.
4. Si la hemorragia sigue sin controlarse, trasladarlo a un centro sanitario.
5. En algunas ocasiones, dependiendo del tamaño y la profundidad de la herida, a pesar de controlarse la hemorragia también es aconsejable derivarlo a un centro sanitario.

IMPORTANTE.
– Si hay un objeto en la herida, presiona a ambos lados del mismo, nunca encima.
– Si la sangre empapa el primer vendaje, colocar otra gasa y realizar otro vendaje por encima de este. Si la sangre sigue empapando posiblemente sea porque no se está ejerciendo suficiente presión, retira los vendajes y coloca otro nuevo aumentando la presión.

OBJETOS CLAVADOS
Cuando un objeto grade se queda clavado en una herida, se trata de algo serio, porque puede taponar la herida y evitar que sangre. Protege al niño con una almohadilla y vendas alrededor de la herida, y llévalo a un centro sanitario.
1. Ayuda al niño a tumbarse y a mantener la calma. Presiona ambos lados del objeto, apretando los dos lados a la vez. Eleva la parte dañada por encima del nivel del corazón del niño.
2. Coloca un trozo de gasa sobre la herida y objeto para minimizar el riesgo de infección. Prepara una almohadilla de la misma altura que el objeto clavado, los rollos de vendas son ideales para este fin.
3. Sujeta la almohadilla con vendas, prestando atención a no presionar el objeto clavado.
4. Llama a una ambulancia o traslade al niño a un centro sanitario.


IMPORTANTE
– No trates de sacar objetos que estén clavados en una herida, ya que podrías causar daños más graves y hemorragias.

HEMORRAGIAS NASALES
Los niños pueden sufrir hemorragias nasales al golpearse o hurgarse la nariz. La hemorragia, habitualmente, se detiene rápidamente, pero puede alarmar a los niños.
1. Ayuda al niño a sentarse con la cabeza bien inclinada hacia delante. Pídele que respire por la boca y apriétale la nariz con los dedos pulgar e índice durante 10 minutos. Luego, afloja la presión.
2. Di al peque, que escupa cualquier exceso de saliva que tenga en la boca, si la hemorragia no se ha detenido, presiónale durante otros 10 minutos y, luego, afloja la presión. Si no deja de sangrar repite el proceso varias veces.
3. Una vez la hemorragia se haya detenido, utiliza un trozo de algodón empapado en agua templada para limpiarle la cara. Aconséjale que descanse y que no se suene la nariz. Si el niño se hurga (o suena) la nariz durante las horas siguientes, la hemorragia puede empezar de nuevo.

IMPORTANTE
– Si sale alguna secreción acuosa de la nariz, después de haber sufrido un golpe en la cabeza. LLAMA A UNA AMBULANCIA.
– Si la hemorragia nasal perdura más de media hora. LLEVA AL NIÑO AL HOSPITAL.

HERIDAS EN LA BOCA
Estas heridas pueden deberse a que el niño se muerda la parte interna de la boca o por la pérdida de un diente. Asegúrate que el niño no inhala sangre, ya que esto puede provocarle problemas respiratorios.
1. Ayuda al niño a sentarse con la cabeza inclinada sobre un bol o el lavabo con el tapón puesto. Anímale a que escupa la sangre.
2. Coloca una gasa sobre la herida y presiónala con tus dedos índice y pulgar, manteniendo la presión durante 10 minutos. Si puede hacerlo el mismo, déjale que lo haga.
3. Si sangra cuando se le cae un diente, coloca una gasa en el espacio que ocupaba el diente, asegurándote de que quede más largo que los dientes adyacentes de manera que el niño pueda morderlo. Pide al niño que se siente y que con su mano se sujete la mandíbula. Dile que muerda fuerte sobre la gasa. Un niño pequeño puede necesitar ayuda para hacerlo.
4. Si lo consideras indicado, llévalo a un centro sanitario.

IMPORTANTE
– No le laves la boca para ayudar a que la herida coagule.
– Si pierde un diente que no es de leche, es posible que lo vuelvan a implantar. No limpies el diente, introdúcelo en un vaso de leche y LLEVA AL NIÑO AL DENTISTA O A UN CENTRO SANITARIO CON MAXILOFACIAL.
– Asegúrate de que el niño no haya inhalado ni tragado ningún diente de leche. El dentista debe examinar las encías del niño.

Las heridas en la cabeza y el cuero cabelludo, os la pondré en otro post. Espero que os sirva de algo.

Deja un comentario

Últimos comentarios (6)

  1. además si tu has notado que es cuando esta resfriado, mantenle la habitación humeda con un humidificador, así es más complicado que sangre.

    besitos y tranquila. Ah, y gracias por leerme

    triskell
    21 abril, 2010 a las 9:48 pm
  2. tengo un nene que le sangra la nariz cuando se resfria y pues se congestiona entonces mas por las noches le sangra la nariz, el de dia ya sabe que hacer, y pide su algodón con agua, pero de noche si no me doy cuenta amanece con la almohada manhcada y la carita sucia, pero ahora tengo mas cuidado porque me da miedo que pueda tener hemorragia abundante y se pueda ahogar,,dime esto puede pasar??? el medico dice que hay que esperar que tenga 6 años , el tiene 4, para decidir si hay que cauterizar un vasito.. gracias por tu ayuda porque con niños en casa tus consejos son bien recibidos ..gracias

    lu-ms
    21 abril, 2010 a las 9:29 pm
  3. Estoy a punto de caerme redonda de leer el post y imaginarme todas estas heridas pero la verdad es que es una valiosa información, porque en caso de que pase algo así ( que toquemos madera para que no) seguramente no sabría como actuar.

    jess
    18 abril, 2010 a las 4:10 pm
  4. es como tener el medico en casa!!!
    gracias de verdad, solo nos falta que en caso de que nos pase algo similar, espero que no, sepamos mantener la calma, que por lo que veo es lo mas importante.

    kogo
    16 abril, 2010 a las 3:16 pm
  5. como siempre, un 10.

    naidu
    15 abril, 2010 a las 4:12 pm
  6. Gracias Triskell por tu información de primeros auxilios,sobre todo para las amigas hadas,yo como soy auxilir y luego trabaljo para cruz roja ya eso lo tengo muy bién aprendido,pero nunca esta de más,informar al resto de amigas.Un abrazo.

    luna-llena
    15 abril, 2010 a las 12:50 pm