PRIMEROS AUXILIOS: COMO ACTUAR EN CASO DE EMERGENCIA

He empezado a contaros como tratar las heridas y se me olvidaba lo más importante. Que hacer en caso de emergencia ¿Sabemos cómo hay que actuar? Seguro que sí, pero fijo que no nos viene mal un pequeño recordator...

He empezado a contaros como tratar las heridas y se me olvidaba lo más importante. Que hacer en caso de emergencia ¿Sabemos cómo hay que actuar? Seguro que sí, pero fijo que no nos viene mal un pequeño recordator…

He empezado a contaros como tratar las heridas y se me olvidaba lo más importante. Que hacer en caso de emergencia ¿Sabemos cómo hay que actuar? Seguro que sí, pero fijo que no nos viene mal un pequeño recordatorio.
En cualquier caso de emergencia, sobre todo en las que los niños están implicados, es muy importante MANTENER LA CALMA Y ACTUAR CON SENTIDO COMUN, y recordar los siguientes 4 pasos:

  1. Valorar la situación (qué ocurre, cómo ha ocurrido, hay más de un niño herido, existe todavía peligro, hay alguien que nos pueda ayudar)
  2. Piensa en la seguridad (no corras riesgos con los que puedas tú resultar herido y elimina cualquier fuente de riesgo que pueda afectaros a ti o a tu hijo)
  3. Atiende primero las heridas más graves (cuando los niños resultan afectados, hay dos situaciones en las que su vida corre peligro: imposibilidad de respirar y hemorragia abundante). Si hay más de un niño herido atiende rápidamente al que está más quieto ya que puede estar inconsciente.
  4. Obtén ayuda (controla que la zona sea segura, llama al 112, presta los primeros auxilios que te veas capaz de practicar, si hay peligro, desplaza con cuidado al niño a una zona segura)

Pide siempre ayuda por teléfono y no te olvides de dar los datos adecuadamente, muchas veces las tardanzas de los servicios sanitarios se deben a una mala información, debida a los nervios, por lo tanto, párate, respira hondo y da los datos con tranquilidad.

  1. Tu número de teléfono. Siempre un numero operativo, es decir no des el de tu casa si estas en la calle o asegúrate de que das el móvil y que lo tienes y tiene batería (los nervios nos puede crear bastante problemas)
  2. La dirección o el lugar del accidente (lo más detallada posible si es una avenida grande, intenta matizar si esta cerca de algún cruce o de algún sitio publico destacable, por ejemplo, en la Gran Vía de Madrid no puedes decir al lado del Burger King, ya que hay como 5)
  3. El tipo de accidente.
  4. El número, sexo y edad aproximada de los heridos.
  5. Detalle de los daños (si se exagera no pasa nada, por mucho que nos quejemos los sanitarios, más vale pecar de exagerado que quedarse cortos)
  6. Información acerca de posibles riesgos: niebla, lluvia, gas…

FUEGO
Describe un plan de emergencia de salida de tu hogar y asegúrate de que cada uno lo conozca. Como salir de cada habitación, como ayudar con los bebes y los niños pequeños, donde encontraros una vez estéis fuera. Haced participe de este plan a todos los miembros de la familia, no solo los padres ni niños mayores, sino también los pequeños. Por ejemplo, que Pepito va a ir de la mano de mamá, así él también buscara a mamá y si no la encuentra recurrirá a otro adulto, anunciando que a mamá le ha podido pasar algo.

ESCAPAR DE LAS LLAMAS.

  1. Tocar la puerta, si esta fría sal de la habitación. Salid rápidamente y no volváis a la habitación. Cerrad la puerta tras vosotros.
  2. Si la puerta está caliente no la abras. Dirígete a la ventana. Pon una manta o una toalla si es posible húmeda en la puerta para evitar la entrada del humo.
  3. Procura que los niños y si es posible tú también, estén agachados pues hay menos humo.
  4. Abre la ventana y pide ayuda.

COMO ACTUAR SI UNA SARTÉN ARDE.

  1. Apaga el fuego, cubre la sartén con una tapa, moja un paño y colócala encima durante media hora. NUNCA TIERES AGUA SOBRE LAS LLAMAS.
  2. Si el fuego no está controlado, sal de la casa cerrando las puertas antes de salir y LLAMA A LOS BOMBEROS.

LA ROPA EN LLAMAS.

  1. Evita que el niño se mueva, ya que el movimiento activa las llamas.
  2. Colócale sobre el suelo para evitar que se queme la cara.
  3. Envuélvelo en un abrigo o manta para apagar las llamas.
  4. Haz que gire sobre el suelo.
  5. Si tienes agua a mano, túmbale, con la parte que arde hacia arriba y mójale.

IMPORTANTE.

  • Coge a los bebes y niños.
  • No les pidas que hagan nada excepto cuidar de sí mismos.
  • Cierra todas las puertas detrás de ti.
  • Salid fuera de la casa.
  • Nunca volváis a entrar.
  • Llama para pedir ayuda.

Si tienes que huir por una ventana:

  • Saca a los niños primero, cuélgales de la ventana y pídeles que salten.
  • Sal tú mismo por la ventana, cuélgate del borde y déjate caer.
  • Si tienes que romper primero el cristal, pon una manta por encima del marco antes de saltar.

MUY IMPORTANTE MANTENER LA CALMA, HAY GENTE QUE SE HA MATADO POR DESCOLGARSE DE VENTANAS Y BALCONES CUANDO PODIAN HABER ESPERADO A QUE LLEGARAN LOS BOMBEROS. NO ARRIESGUES.

DESCARGAS ELÉCTRICAS.
Si una corriente eléctrica pasa a través del cuerpo de un niño se puede producir un paro cardiaco o respiratorio. La corriente puede causar quemaduras tanto en la zona de entrada, como de salida, y durante el recorrido interno. La corriente eléctrica causa espasmos musculares, que provocan que el niño no pueda soltarse del cable, los niños corren riesgo de sufrir una descarga eléctrica si juegan con enchufes o calves de aparatos eléctricos.

  1. LLAMA AL 112.
  2. Desconecta la corriente eléctrica.
  3. Si no puedes desconectar la corriente, ponte encima de un material seco y aislante, como un listín telefónico o una caja de madera. Utiliza el palo de una escoba o la pata de una silla para apartar el cable del niño.
  4. Si sigues sin poder separar el cable del niño sin tocarle, envuelve una toalla alrededor de sus pies y tira de él para apartarle.
  5. Una vez separado, trata los posibles daños. Si el niño parece no estar herido, haz que descanse y observa su estado.

DESCARGA DE ALTO VOLTAJE.
El contacto con la electricidad a través de líneas de alta tensión suelen ser fatales. El niño puede sufrir quemaduras graves y salir despedido a cierta distancia del punto de descarga. NUNCA te acerques al niño hasta que no tengas la total seguridad de que ya no hay corriente.

IMPORTANTE.
– Nunca toque la piel de tu hijo. Tira de su ropa.

AHOGOS
Los bebes y niños se pueden ahogar rápidamente si se caen en una piscina o si se dejan desatendidos en el baño. Incluso 2,5 centímetros de agua es suficiente para cubrir la nariz y la boca de un bebe si cae boca abajo.

  1. Saca al niño del agua. Sujétale manteniendo la cabeza más baja que el pecho para reducir el riesgo de que inhale agua.
  2. Quítale la ropa mojada y cúbrele con una toalla seca o manta.
  3. Si el niño está inconsciente, abre las vías respiratorias y comprueba que respira

REANIMACION EN EL AGUA.

  • Un niño se puede encontrar en dificultades en el agua especialmente si está muy fría o turbulenta.
  • Rescátale rápidamente.
  • Trata de cogerle desde la orilla con tu mano o un palo. Sécale y caliéntale lo más rápido posible.

IMPORTANTE

  • Si necesitas hacerle la respiración boca a boca, deberás soplar en la boca del niño con más firmeza y lentitud que lo habitual para permitir que el pecho se hinche. El agua y los efectos del frio pueden dificultar la reanimación.
  • Pide siempre ayuda médica, incluso aunque parezca que el niño está recuperado. Podría haber inhalado agua y tener dañado el pulmón.

Deja un comentario

Últimos comentarios (1)

  1. Me quito el sombrero ante una profesional.
    y gracias es muy buena

    juanka-adra
    13 mayo, 2010 a las 6:34 pm