Cuidando cada paso para alimentar a nuestros bebés

La alimentación de nuestros bebés es un punto vital para su correcto desarrollo, por eso buscamos siempre poder ofrecerles recetas naturales, nutritivas y deliciosas y precisamente esto es lo que encontramos en los tarritos de Hero Baby.

Cada paso del proceso de producción de los tarritos Hero Baby se cuida y se controla al máximo siguiendo el método de Calidad Baby, con más de 300 controles diarios, consiguiendo así un resultado final excelente, con las recetas más nutritivas y con el mejor sabor para que nuestros bebés disfruten de unos tarritos de calidad y además ¡deliciosos!

Cada fase de la producción es cuidada, desde la tierra donde se plantará la semilla, hasta el momento en que llega a nuestras manos.

Hero cuida hasta el extremo la selección de los frutos. Asegurándose de que todas las materias primas que llegan a fábrica están en buen estado y no contienen residuos extraños o sustancias indeseadas gracias al certificado de garantía de cada uno de sus proveedores.

Al llegar a la fábrica todos estos ingredientes se mantienen en cuarentena, mientras laboratorios expertos los analizan minuciosamente para corroborar la calidad de las cosechas seleccionadas y asegurarse de que cada fruto cumpla con los parámetros de calidad fijados por Hero. Estudian además las condiciones organolépticas de cada fruto para asegurarse de que, tanto su punto de maduración como su sabor, es el óptimo.

Una vez superada la cuarentena de los ingredientes, comienza la elaboración de las recetas. En esta etapa Hero realiza muestreos analíticos durante las fases de cocinado, triturado y homogeneización, para asegurar que la calidad de sus recetas se mantiene estable y sin incidencias.

Durante la elaboración de las recetas de los tarritos Hero Baby, los controles de calidad tienen en cuenta factores como la humedad y la temperatura, para evitar que un posible cambio afecte al sabor de los tarritos, ¡incluso del agua! Para lo que Hero utiliza su propia agua, previo paso por su propia planta de filtración y purificación.

Y cuando ya tenemos las deliciosas recetas de los tarritos Hero Baby elaboradas, los controles siguen supervisando cada paso:  Como certificar el hundimiento de la tapa metálica, con lo que se confirma su buen envasado al vacío. Se realiza además, un muestreo aleatorio bajo microscopio para certificar la seguridad alimentaria de cada tarrito.

En Hero cada paso cuenta, cada proceso se cuida al máximo y cada elaboración se controla con mimo para conseguir que, cuando abramos un tarrito Hero Baby, esté en perfecto estado, tenga un sabor delicioso y cuente con los mejores ingredientes gracias a la seguridad que nos da la Calidad Baby.

aveda

Deja una respuesta