No me puedo mover

Hacía dos o quizás tres lustros que yo no pisaba un gimnasio, tenía muchas ganas de retomar mi actividad física pues la maternidad me había alejado de ellos. Los primeros años no lo echaba de menos, con correr detrás de los niños ya era suficiente ejercicio para mantenerme pero, con el paso del tiempo y el buen...

Hacía dos o quizás tres lustros que yo no pisaba un gimnasio, tenía muchas ganas de retomar mi actividad física pues la maternidad me había alejado de ellos. Los primeros años no lo echaba de menos, con correr detrás de los niños ya era suficiente ejercicio para mantenerme pero, con el paso del tiempo y el buen…

Hacía dos o quizás tres lustros que yo no pisaba un gimnasio, tenía muchas ganas de retomar mi actividad física pues la maternidad me había alejado de ellos. Los primeros años no lo echaba de menos, con correr detrás de los niños ya era suficiente ejercicio para mantenerme pero, con el paso del tiempo y el buen comer, que eso me gusta mucho, mi fondo se fue volviendo fondón y casi casi consigo salirme de mi.

El día que al doblarme para ponerme un calcetín lo acompañé de múltiples soniditos y rugidos me dije «Inma, necesitas ponerte en forma».

Pero yo no podía comenzar como todo el mundo, pagando la cuota del gimnasio y luego yendo sólo el primer mes, no, yo tenía que hacer algo rápido y drástico. Fue entonces cuando recordé que en la redacción de CharHadas habían probado un nuevo sistema, contándolo en este foro y me lancé a buscar información y ¡Oh, sorpresa!, al lado de mi oficina han abierto un nuevo gimnasio de «Electroestimulación muscular».

Entro a preguntar y me cuentan que con una sesión de 25 minutos equivale a una semana de duro ejercicio ¡Qué bien! justo lo que necesitaba, pues con la falta de tiempo me viene de perlas. Así que fijo día y hora y me dispongo a probar este nuevo sistema que me promete de modo casi milagroso, tonificarme y ponerme a punto en unos minutos.

Pues el día y la hora llegó, y allí me planté yo toda dispuesta.

Todo transcurre en salas individuales en la que el entrenador está sólo para tí. Primero te tienes que poner unas mallas y camiseta especiales que procederán a humedecer para que los electrodos hagan bien el contacto, a continuación te colocas el traje con los electrodos y te enchufan a la máquina… Y ahí comienza todo.

El entrenador personal te va indicando que ejercicios debes realizar en todo momento mientras que vas recibiendo descargas que ponen en marcha hasta trescientos músculos a la vez. La sensación es extraña, ni agradable ni desagradable, sobretodo los primeros minutos hasta que te habitúas a los calambrazos. Reconozco que los veinte minutos se me pasaron volando y agradecí los cinco minutos finales de relax.

Después de la ducha salí de allí con una flojera tremenda, como si me hubiera pasado un camión cisterna por encima. Y hoy, dos días después, sigo sin poder moverme, vamos, que el único movimiento que soy capaz de realizar sin resentirme es pestañear.

No se sí me volverán a ver por ahí, lo de coger atajos conlleva a estos resultados, quizás debí comenzar de forma más suave, pero lo que sí que tengo claro es que a partir de ahora me tengo que mover ¡pero cuando se me pasen estas terribles agujetas!

home-slider-2

Electrobodycenter, portada

Deja un comentario

Últimos comentarios (9)

  1. jajajaja. Que soy una niña muy obediente!! y que soy un poco portera y cotilla!!! jajajajajaja.

    SHUU quiero fotos del momento robocop!

    dunekrap
    30 septiembre, 2014 a las 6:30 am
  2. Pero que maja, te doy un silbidito y aquí que acudes a leerme. Muac

    Ahora que ya me he recuperado y superado las agujetas no creas que no me tienta la segunda sesión….. ya veremos

    inma-er
    29 septiembre, 2014 a las 7:08 am
  3. segun estabas contando el ponerte las mallas y los electrodos y descargas y demas… he pensado …. que horror!! Ni Robocop!! Vamos que yo tb lo he oido y tal y como vamos de tiempo es una idea genial…o no ! jajajaja ANIMO A POR LA SEGUNDAAAA

    dunekrap
    29 septiembre, 2014 a las 6:54 am
  4. Por lo que comentas, el neopreno es igual, pues si te fijas en la imagen también va desde media pierna hasta arriba, sólo que lo que humedecen no es el neopreno, sino el traje que llevas debajo.

    El utilizar este sistema como rehabilitación me cuadra más que como ejercicio simple.

    Me alegro que te funcione, la verdad es que me gustaría hacer algunas sesiones más, pero creo que me resulta un pelín caro para ir todos los meses 😉

    inma-er
    26 septiembre, 2014 a las 6:18 am
  5. Hoy ya mucho mejor, pero madredelamorhermoso, que tremendo ha sido.

    Yo creo que empiezo a sacar algo de tiempo para mi, aunque no todo el que me gustaría, por eso espero que ahora pueda cuidarme yo un poquito.

    Ay, Pipipau, que se nos hacen mayores

    inma-er
    26 septiembre, 2014 a las 6:15 am
  6. Pues yo si que lo he probado y llevo entrenando desde Febrero! Pero he de decir que la máquina es otra y creo q es de las mejores pues he probado la q mencionas Inma y nada que ver. En mi caso, me ponen una especie de neopreno humedecido que cubre desde media pierna y sube todo el hasta arriba. Yo estoy encantada, a mi me entrenan fisioterapeutas y eso se nota un montón a la hora de guiarme y hacer los ejercicios bien. La máquina está en un centro de rehabilitación que se llama Triattes- en Aravaca (Valdemarin), el trato es exquisito, mi marido y yo vamos allí y estamos encantados!! Ánimo y a cuidarse chicas

    gemma.gonzalezgarcia
    25 septiembre, 2014 a las 5:45 pm
  7. Con urgencia necesito unas sesiones de esas Inma, cierto es que cuando los niños son pequeños no da tiempo a pensar en nada más que en correr tras ellos, cargando como mula con multitud de artilugios para su uso y disfrute, pero el tiempo que todo lo puede se encarga un día de abrirte los ojos como platos cuando te das cuenta que las carreras han frenado, que tus hijos vuelan solos, y lo peor tus extremidades se han vuelto flácidas y pesadas.
    Horror en esas estamos!!
    Que te sean leves tus agujetas querida, yo seguiré pensando;)

    pipipau
    25 septiembre, 2014 a las 4:26 pm
  8. Anda!Qué gracia!

    ¿Y lo has probado o solo ha sido una demo?

    inma-er
    25 septiembre, 2014 a las 12:51 pm
  9. Genial Inma

    Vengo precisamente de observar las bondades de un aparato de este tipo en Hedonai y la coincidencia me sabe a magia de las Nuestras !!!

    lolah
    25 septiembre, 2014 a las 10:29 am