No hace falta llevar capa para ser supermama #supermamafeliz

Recientemente la conocida marca de refrescos Cocacola a través de su Instituto de la Felicidad invitaron a una jornada a distintas blogueras del panorama actual de internet. Entre ellas no podía faltar CharHadas y en su representación fui yo, Inma...

Recientemente la conocida marca de refrescos Cocacola a través de su Instituto de la Felicidad invitaron a una jornada a distintas blogueras del panorama actual de internet. Entre ellas no podía faltar CharHadas y en su representación fui yo, Inma…

Recientemente la conocida marca de refrescos Cocacola a través de su Instituto de la Felicidad invitaron a una jornada a distintas blogueras del panorama actual de internet. Entre ellas no podía faltar CharHadas y en su representación fui yo, Inma er. Todo un honor y un placer por partida doble, porque como sabéis soy una adicta a la Cocacola Zero y que además fuera en nombre de CharHadas…

El título del evento y su programa no podía ser más sugerente: #supermamafeliz

¡Qué bien! Nos van a enseñar a ser felices, uno de los objetivos de CharHadas con esta web es hacernos felices a todas así que encajábamos a la perfección.

Por la mañana asistimos a un taller impartido por Alejandra Vallejo Nájera:

“Controla tu estrés antes de que acabe contigo”

La ponente de lujo, el taller superinteresante, con prácticas de relajación incluidas. Tomamos muchos apuntes y pudimos llegar a la conclusión de que somos supermamás con habilidades especiales capaces de llegar a casi todo, además, por supuesto de seguir desarrollando nuestro trabajo profesional con la misma eficiencia.

Realmente a esta conclusión hemos llegado en muchas ocasiones en Charhadas, pero la novedad viene en cómo lo afrontamos y cómo lograrlo sin morir en el intento.

Siempre nos quejamos que vamos estresadas, pues atención ¡Resulta que el estrés productivo es bueno! Es la tensión que nos da energía para solucionar los problemas. Pero eso, tiene que ser estrés productivo y no estrés tóxico, que es el que se anticipa al futuro malo, al catastrófico y es el que nos hace enfermar. Así que tenemos que canalizar nuestro estrés en positivo. Curiosamente, la procastinación o falta de estrés es lo que nos lleva a la irresponsabilidad.

¿Cómo distinguimos el estrés productivo del tóxico? Pues hay una serie de síntomas que debemos reconocer: dormir peor, dolores de espalda, de estómago y ese malestar que tenemos pero que no pedimos ayuda porque creemos que podemos solas. Cuando salta la alarma es cuando debemos actuar para evitarlo.

¿Cómo debemos actuar? Siente-piensa-actúa, reduce el estrés tóxico con relajación: respirar bien y meditar. Sí, estas dos palabras son la fórmula mágica que nos ayudará a que seamos mujeres serenas, seguras y con confianza en nosotras mismas.

Después de un delicioso buffet dio comienzo el taller de la tarde, el listón estaba muy alto y no podía ser menos gracias a la nueva ponente Laura Rojas Marcos que brilló a gran altura:

“Emociones y bienestar”

Si tengo que destacar una frase de todo el taller es la de hablar desde el sentimiento “yo me siento…” “Tú me haces sentir …” porque una cosa es la percepción que tenemos de las cosas y otra muy distinta es la realidad, saber apreciarlas en su realidad es muy difícil por eso mostrarle al contrario lo que tu has percibido y no lo que crees que ha ocurrido es una forma mucho más sincera de abordar el problema.

Como conclusión, nos enseñó a distinguir las bondades o defectos de las distintas emociones, en no caer en los “debería” y la importancia de los mensajes que transmitimos a nuestros hijos: eres bueno/malo vs te estás portando bien/mal, controlar vs proteger y el arte de decir NO.

Vamos, que debemos prestar mucha atención a nuestros sentimientos y emociones que serán los que nos harán transmitir los mensajes a los demás identificando nuestros estados de ánimo.

Lo cierto es que toda la jornada da para mucho más que un blog, así que espero en breve poder seguiros contando cosas del Instituto de la felicidad y su #supermamafeliz.

Deja un comentario

Últimos comentarios (11)

  1. Que maravillo y que privilegió. Una gozada poder disfrutar de una jornada así en la cual aprender tantas cosas, gracias por compartirlo.
    Me quedo con los tipos de estrés yo ahora estoy con el tóxico pero estoy en proceso de transformación y espero q para octubre sea productivo al 100%
    Y por cierto también soy una adicta a la zero, por desgracia no me gusta el café y es lo q me ayuda a cargarme un poco las pilas.
    Un post chulisima Inma

    el-rincon-de-izbe
    18 septiembre, 2013 a las 3:13 am
  2. Que suerte chicas!!! Cuanto pero cuanto me gustaria acudir ha ponencias de lujo como estas. Felicidades!! Y enhorabuena por el post Inma, te quedó de lujo!!

    pipipau
    22 agosto, 2013 a las 6:55 am
  3. Vaya lujo de iniciativa. Espero que realmente sea el inicio de muchas y poder acudir a la próxima 😉

    lapeorlou
    21 agosto, 2013 a las 1:00 pm
  4. Ir cogiendo práctica poco a poco.

    Que conste que yo aún no lo he aprendido 🙁

    inma-er
    20 agosto, 2013 a las 6:19 am
  5. Si aprendemos eso seremos SUPERMAMAS

    inma-er
    20 agosto, 2013 a las 6:17 am
  6. Es una maravilla escuchar a profesionales

    inma-er
    20 agosto, 2013 a las 6:16 am
  7. En el vídeo salgo con cartelito con mi nombre y el de CharHadas

    inma-er
    20 agosto, 2013 a las 6:15 am
  8. yo necesitaría uno de esos casi una vez al mes… seguro que sales relajada y con fuerzas para afrontar lo que venga.Y por cierto ¿Quien eres en la foto? jaja o prefieres seguir en el anonimato?

    angope
    12 agosto, 2013 a las 6:18 pm
  9. desde luego las ponentes eran de lujo. Pero aparte de envidia, deberías darnos pautas para controlar tan bien el estrés en positivo y esas cosas que os enseñaron ¡¡¡

    naidu
    12 agosto, 2013 a las 9:45 am
  10. Algo así necesito yo, ¡con urgencia! me falta mucho para saber convertir el estrés en positivo…

    caramba
    11 agosto, 2013 a las 4:43 pm
  11. Esos talleres me encantan, sales súper reforzada, pensando en positivo!

    desvelhada
    11 agosto, 2013 a las 1:24 pm