Niños en riesgo

Los riesgos que tienen los niños de contraer la escarlatina

Los riesgos que tienen los niños de contraer la escarlatina

Hoy en día son muy pocas las enfermedades que pueden suponer un riesgo para la vida de los niños y menos todavía en el primer mundo. Sin embargo, en el tercer mundo enfermedades que aquí no son graves, como una simple diarrea, puede suponer un peligro para la vida del niño.

Además a esto hay que sumarle que aquí los niños desde muy pequeños son vacunados para evitar padecer ciertas enfermedades. Estas vacunas se les ponen a los niños para evitar enfermedades como las paperas, la rubeola, la hepatitis, etc… Ninguna de estas enfermedades, u otras a la orden del día, salvo alguna complicación, cosa también poco probable, va a provocar la muerte, por lo tanto no suponen ningún riesgo. Esto no quiere decir que no haya que ser precavido y que al menor síntoma haya que acudir al médico y seguir el tratamiento adecuado.

https://www.escarlatina.es/en-niños

Hay enfermedades que según qué edad, es más común padecerlas. Por ejemplo, es muy común la escarlatina en niños. Esta infección ya no es tan común como hace muchos años, pero sí que es cierto que actualmente ha habido un repunte de los contagios, sin llegar a generar alarma, pues es muy poco probable que derive en algo más grave. La escarlatina provoca irritación de garganta, lo cual dificulta el tragar, provoca fiebre y hace que salgan sarpullidos que producen mucho picor. Todo esto es producido por una bacteria, por lo que es necesario acudir al médico para que recete un antibiótico y así combatir los síntomas. Normalmente al tercer día del tratamiento, estos dolores y sarpullidos ya van remitiendo. Además del antibiótico recetado por el médico de familia, existen otros métodos que ayudan a remitir las molestias, y que hay que complementarlos con las pastillas, nunca van a ser un sustitutivo. Destacar que es muy beneficiosa la ingesta de bebidas templadas para remitir la irritación de la garganta o la utilización de cremas no perfumadas para combatir el dolor que producen los sarpullidos.

Al igual que la escarlatina, que no supone un riesgo grave para los niños, existen otras enfermedades que con síntomas diferentes provocan malestar y ciertos problemas de salud, pero casi nunca derivan en algo más grave y que sí supone un riesgo. La varicela es quizás una de las enfermedades más comunes que tiene los niños. Es muy contagiosa, por lo que es recomendable que en caso de tenerla, se aísle al niño de las personas que no la hayan tenido. Sus síntomas son fiebre, dolor de cabeza y manchas o granitos rojos que pican mucho. Normalmente esta enfermedad se cura sola, en algunos casos hay que proporcionar antibiótico, pero no es muy común.

Excepto enfermedades muy graves, como por ejemplo el cáncer, que desgraciadamente también afecta a los niños, pocas enfermedades suponen un riesgo para la vida del niño. Aún así, cualquier enfermedad que tenga hay que tratarla debidamente y asistiendo al médico cuando sea necesario para que esa simple enfermedad no se convierta en grave y sin que se convierta en un riesgo.

Puedes ver más artículos como este en la portada de mi blog

Nestum

Deja un comentario