Las tutorías del colegio

Cuando nuestros hijos empiezan la etapa escolar, tarde o temprano nos vamos a tener que enfrentar a las tutorías: esas reuniones que al principio alegran pero que según se van haciendo mayores nuestros hijos tememos. Pero empecemos por el principio. Podemos encontrarnos con uno de estos dos tipos de...

Cuando nuestros hijos empiezan la etapa escolar, tarde o temprano nos vamos a tener que enfrentar a las tutorías: esas reuniones que al principio alegran pero que según se van haciendo mayores nuestros hijos tememos. Pero empecemos por el principio. Podemos encontrarnos con uno de estos dos tipos de…

Cuando nuestros hijos empiezan la etapa escolar, tarde o temprano nos vamos a tener que enfrentar a las tutorías: esas reuniones que al principio alegran pero que según se van haciendo mayores nuestros hijos tememos.

Pero empecemos por el principio.

Podemos encontrarnos con uno de estos dos tipos de tutorías: tenemos las de un mudo feliz, clasifiquémolas como las A

Tutoría A

Casi es un calco de un niño a otro en el que tu hijo siempre es el que destaca en la clase por lo fabuloso, obediente y lo bien que dibuja. Un figura, un portento, un futuro genio al que le deberemos estimular del modo más conveniente para que pueda desarrollar todas sus capacidades. Así que, además de llevarle al cole, caerá sobre nosotros la ardua tarea de su estimulacion para que alcance todo su potencial pudiendo salir el genio que lleva dentro en su plenitud.

Por lo tanto, a partir de ese momento, al llegar a casa, lo primero de todo según entramos por la puerta, pondremos el equipo de música con Mozart, por supuesto veremos los dibujos en ingles ¡y nada de subtitulados!, dedicaremos una hora a las artes artísticas, valga la redundancia, y antes de dormirse, no menos de tres cuentos con su posterior puesta en común porque el niño lo vale y no será por ti que le frenes su estimulación mermando su potencial.

Ahora vienen las tutorías que llamaremos B

Tutoría B

Donde de repente te dicen que tu hijo no alcanza los objetivos que se esperan de él, donde le suspenden hasta el lavarse la cara y es que los dibujos, aunque esté en edad de hacer aun garabatos, no son lo suficientemente coloridos o no llenan del todo el folio, lo que es una clara muestra de falta de control del espacio, entre otras cosas terribles que le pasaran a tu hijo en un futuro próximo.

Y ahí te quedas tú, practicando con el plastidecor verde vaya a ser que te den poca esperanza.

Chicas, que estas son las de los peques… ni contaros lo que os esperan cuando lleguen a la adolescencia.

Confio que las de tipo A sigan siendo las que viváis pero, eso sí, ¡cuidado! que en esas a las que examinan es a las los padres.

profe

Nestum

Deja un comentario

Últimos comentarios (13)

  1. ¿Dice lo que piensa? ja ja ja mal vamos.

    inma-er
    26 septiembre, 2014 a las 6:22 am
  2. Ay, Vari, en las tutorías de los mayores no he querido entrar porque eso son ya "palabras mayores" je je je

    ¿Cómo son las tutorías en Dubai?

    inma-er
    26 septiembre, 2014 a las 6:21 am
  3. Yo acabo de tener la primera y todavía no se me ha quitado la cara de shock. Mi hija tiene 6 años y la profesora muy sorprendida me dice "Tu hija es muy contestona, ¡dice lo que piensa!. Por lo demás, es muy aplicada, le interesa mucho aprender, se está adaptando bien al nuevo colegio a pesar de llevar solo dos semanas " … Ay¡¡

    mito
    25 septiembre, 2014 a las 3:37 pm
  4. Hijos pequeños, problemas pequeños… hijos mayores, problemas mayores.

    Estamos en septiembre y estoy agotada! Que pena REAL me da que crezcan. Es el primer año que lo siento así… ¿no se podría por favor saltar la adolescencia? Como me agota, como me desgasta, como envejece la adolescencia…. me siento mucho mas vieja que el mes pasado! 🙁

    ¿Tutorias?
    Bueno, aqui son otra cosa… en España les estarían poniendo verdes! 😉

    varita-magica
    22 septiembre, 2014 a las 4:21 am
  5. ja ja ja, etapa superada… ahora habrá que ver que te cuenta tu hija 😉

    inma-er
    21 septiembre, 2014 a las 8:28 am
  6. Ja ja ja, me ha encantado eso del Pirata.
    Mi hijo cumple a finales de año, por lo que empezó primaria ¡¡¡Con 5 años!!! y recuerdo que a los pocos días me cita la tutora y me dice "es que tu hijo viene a jugar a clase" ¡¡Por supuesto, tiene 5 años!!

    inma-er
    21 septiembre, 2014 a las 8:27 am
  7. Sin que os enfadéis conmigo pero:

    cómo me alegro no tener ya hijos en edad escolar!!!

    ya lo pasé todo !!!!

    lolah
    20 septiembre, 2014 a las 6:37 pm
  8. A mí me ha llamado el profesor de inglés para quejarse de que mi hijo lucha en clase. Y qué pretende que haga yo? Yo no estoy en clase para sacarle de su mundo imaginario. Está el profesor!
    Jajajaja, mi hijo es que tiene un mundo interior que es la pera, como se encuentre con un pirata no para hasta derrotarle.
    Pero bueno, de momento estas tutorías están controladas. Ya veremos las de la adolescencia 🙁

    desvelhada
    19 septiembre, 2014 a las 8:36 pm
  9. A veces me pregunto si me están hablando del mismo niño.
    Je je je

    inma-er
    19 septiembre, 2014 a las 4:21 am
  10. Y ni te cuento cuando llegue a la ESO

    inma-er
    19 septiembre, 2014 a las 4:20 am
  11. y no te digo nada cuando hay varias profes y para una es el A y para otras es el B….

    pira
    18 septiembre, 2014 a las 9:39 am
  12. Pues yo paso por unos jarros de agua fría tremendos, porque de repente es el mejor de los mejores a que no sabe hacer palotes ¿será que sus compañeros escriben con letra inglesa? ja ja ja

    empanhada
    18 septiembre, 2014 a las 7:38 am
  13. Tal cual jajajaja. Aunque las mías están empezando a ser un poco mezcla entre A y B 🙂

    naidu
    17 septiembre, 2014 a las 10:47 am