Juegos para educar jugando

Más allá del puro entretenimiento que supone jugar en general para los niños, los juegos son una herramienta perfecta para enseñar y educar en valores a los pequeños de la casa de una forma lúdica, divertida y sobre todo ¡eficaz!, porque pocas cosas se aprenden tan bien y quedan grabadas en nuestra...

Más allá del puro entretenimiento que supone jugar en general para los niños, los juegos son una herramienta perfecta para enseñar y educar en valores a los pequeños de la casa de una forma lúdica, divertida y sobre todo ¡eficaz!, porque pocas cosas se aprenden tan bien y quedan grabadas en nuestra…

Más allá del puro entretenimiento que supone jugar en general para los niños, los juegos son una herramienta perfecta para enseñar y educar en valores a los pequeños de la casa de una forma lúdica, divertida y sobre todo ¡eficaz!, porque pocas cosas se aprenden tan bien y quedan grabadas en nuestra conciencia como las cosas que aprendemos jugando.

No os penséis que para encontrar juegos con los que educar a nuestros hijos hay que complicarse mucho ¡al contrario!, en los juegos más sencillo es donde podemos inculcar valores y principios con los que formar a futuros adultos responsables. ¿Ejemplos? Os dejamos con algunos de los juegos más divertidos en los que jugar y educar se convierten en un tándem perfecto.

Hábitos saludables: comer bien

cocinitas

¿Quién no ha jugado a las cocinitas? Es un juego que apasionan tanto a niñas como a niños y que dirigiéndolo un poco puede ser una manera perfecta de enseñarles los distintos alimentos, los más saludables, los menos recomendables , ¡incluso alguna receta! Con los más pequeños podréis utilizar sus cocinitas de juguetes, pero en cuanto sean más mayorcitos… ¡qué mejor que jugar a las en una cocina de verdad!, pueden hacer de pinche mientras se entretienen y aprenden la importancia de una alimentación saludable.

Hábitos saludables: protección de la piel.

Nivea1

Podemos enseñarles a protegerse mientras juegan, ya que es muy importante proteger la piel de los niños porque tiene menos defensas; lo que la convierte en más delicada. Es antes de los 20 años cuando se recibe la mitad de la radiación solar que recibe una persona en toda su vida, por ello la prevención y protección frente a rayos de sol más que una responsabilidad, podría decirse que es una obligación.

Pero quizá, éste es uno de los hábitos más difíciles de inculcar… todas hemos tenido que correr tras ellos en ese momento, ¿verdad?

Por eso, para que cojan buenos hábitos de protección de los rayos UV podemos inculcarles estos valores mediante juegos. Por ejemplo podemos jugar con ellos a escribir o dibujar con protector solar en su espalda y que adivinen los dibujos o palabras. Otra opción es inventar rimas para cada parte del cuerpo mientras se aplica y extiende bien el protector solar; porque tan importante como educar en protección solar es hacerlo en que se haga correctamente para evitar los riesgos. Son dos juegos sencillos con los que seguro os reiréis mucho y os mantendréis protegidos de la radiación ultravioleta.

Orden: esconder y recoger.

ordenar

Ser ordenado es siempre un punto positivo en la vida, y empezar por ser ordenado con los juguetes es un gran paso. Por supuesto recoger los juguetes no es lo más divertido para los niños, pero… ¡según como se enfoque! Si probáis a plantearles que recoger es parte del juego conseguiréis que se acostumbren y que recojan de una forma casi innata.

Un buen truco es el siguiente juego: esconder los juguetes en distintos rincones de la casa y animarles a que los encuentren y los coloquen en su sitio, eso sí… quien consiga colocar todos los juguetes en su sitio ¡ganará una recompensa!

Responsabilidad: mi amigo el huevo.

huevo

La responsabilidad es otro valor fundamental para la vida que pueden aprender a través del juego. Un juego muy práctico para inculcarles la responsabilidad y el cuidado de algo es “Mi amigo el huevo”, es muy sencillo.

Tenéis que cocer un huevo y después dejar que lo personalicen a su gusto, pintando una carita de persona, de animalito… ¡lo que mas les guste!.

Durante una semana tendrán que ser responsable de su nuevo amigo y evitar a toda costa que se rompa. Una vez que dotan de individualidad al huevo y asumen su cuidado, van estableciendo un vínculo que, simbólicamente, podría representar el que tendrían con una mascota, con la ventaja de que ningún ser vivo sale dañado si el responsable se despistara.

Colaborar: jugar a mamás y papás.

limpiar

A los niños les encanta jugar a ejercer roles de adultos y más aún si es imitando a mamá o papá. Esta afición suya por imitar a los mayores nos puede servir muy bien para enseñarles a ayudar en casa, dentro de sus limitaciones, si lo aprenden como un juego, barrer, limpiar o hacer sus camas se convertirá en una actividad divertida para ellos en la que se sientan igual de mayores que mamá y papá.

Concentración y paciencia: puzzles.

puzzle

Uno de los juegos tradicionales más educativos que les podemos ofrecer son los puzles. Con ellos además de trabajar la concentración, también fomentaremos su paciencia, aprenderán que no es abrir una caja y obtener un juguete, sino que deben esforzarse y tener paciencia para obtener el resultado que buscan.

Esperamos que os gusten estos juegos y los pongáis en práctica para ir inculcando en los peques algunos valores tan importantes como los que os hemos contado.

Nivea2

Deja un comentario

Últimos comentarios (3)

  1. Apuntadas!!! Es importantísimo este tipo de juegos para ir formándolos poco a poco. Gracias!!

    roshada.
    5 julio, 2016 a las 10:46 am
  2. Es tan importante enseñarles a ser responsables desde pequeños. Importante y difícil, pero hay que hacerlo!

    julia007
    5 julio, 2016 a las 6:12 am
  3. Me encanta! Super util y constructivo!

    varita-magica
    5 julio, 2016 a las 6:11 am