¿Hacer la compra online mientras dure la crisis?

Siguiendo las recomendaciones, estamos todos en casa hasta que mejore la situación sanitaria del país y podamos retomar con seguridad nuestras actividades. Es nuestra responsabilidad mantenernos seguros para frenar la curva tal y como nos han explicado los expertos, y solo salir en caso de máxima necesidad. Salir para ir a la farmacia o a comprar alimentos está permitido siempre y cuando se mantengan las recomendaciones de seguridad pero, ¿sabes si puedes hacer tu compra online para no tener que desplazarte? ¡Te contamos cómo!

Cómo hacer la compra de alimentos online

Algunos supermercados, como Mercadona, han dejado de ofrecer sus servicios debido a la alta demanda de pedidos que tuvieron los primeros días del aislamiento, aunque sus supermercados de toda España siguen funcionando con normalidad.

Si acostumbras a hacer la compra en Carrefour, su servicio de compra online solo está funcionando, por el momento, para personas de colectivos especialmente vulnerables, como los ancianos, personas con movilidad reducida, discapacidad, las que están enfermas o las embarazadas. Aun así, entregas están sufriendo demoras de hasta una semana. Si no perteneces a ninguno de estos colectivos, por el momento no podrás recibir la compra online en tu domicilio, aunque en algunos centros sí funciona su servicio Drive, en el que puedes recoger tu compra directamente en el parking.

El El Corte Inglés por el momento las compras de alimentación están funcionando con normalidad en su supermercado, con algo de demora en los distritos más saturados. Además de la compra online, nos ofrecen la posibilidad de hacer nuestra compra desde casa y recogerla en el parking, para minimizar el tiempo de permanencia en los centros. Una opción muy práctica y segura, porque no tendremos ni que bajarnos del coche para recoger nuestro pedido.

Además, algunas tiendas pequeñas y de barrio están ayudando a sus vecinos con los repartos a domicilio. Los pedidos se pueden hacer por teléfono y se pagan con tarjeta. Esta opción es muy buena si nos hemos quedado sin alimentos frescos o si no podemos salir de ninguna manera a la calle porque estamos enfermos o guardando cuarentena.

De cualquier manera, debemos ser responsables y protegernos y proteger a los trabajadores que continúan trabajando para que no nos falte lo esencial. Limita el contacto con los repartidores, evita pagar con dinero y hazlo de manera telemática o por teléfono. Pídele que firme por ti el recibo o en la PDA, y agradécele con una sonrisa el trabajo que están realizando por nosotros…¡eso es de obligado cumplimiento!

Deja un comentario