Esta familia no compró nada en un año y los niños no lo notaron

Scott y Gabby Dannemiller, una pareja norteamericana con dos hijos de 5 y 7 años, decidieron que no iban a comprar nada que no fuera esencial por un año. Sintieron que habían perdido el contacto con la realidad, con lo realmente importante. Y decidieron que por un año no comprarían juguetes, electrónicos, ropa,...

Scott y Gabby Dannemiller, una pareja norteamericana con dos hijos de 5 y 7 años, decidieron que no iban a comprar nada que no fuera esencial por un año. Sintieron que habían perdido el contacto con la realidad, con lo realmente importante. Y decidieron que por un año no comprarían juguetes, electrónicos, ropa,…

Scott y Gabby Dannemiller, una pareja norteamericana con dos hijos de 5 y 7 años, decidieron que no iban a comprar nada que no fuera esencial por un año. Sintieron que habían perdido el contacto con la realidad, con lo realmente importante. Y decidieron que por un año no comprarían juguetes, electrónicos, ropa, gadgets y cualquier cosa que no fuera comida y «experiencias», es decir, pasar tiempo juntos.

¡No le dijeron nada a sus hijos! Y ninguno de los dos se dieron cuenta de ninguna diferencia, salvo el hecho de que pasaban mas tiempo de calidad con mamá y papá….¡cosa que les chiflaba!

Screen Shot 2016-01-07 at 22.00.13

¿Cómo lo hicieron?

No fue una tarea fácil. Pero mereció la pena. Requería bastante trabajo e ingenio organizar un cumpleaños para su hijo sin comprar cosas. El objetivo era:

– no comprar nada que no fuera comida y gasolina

– si algo se rompía lo intentarían arreglar, salvo que fuera mas barato reemplazarlo

– todos los regalos serían regalos a la caridad o «experiencias» para disfrutar en familia.

Aunque intentaron no comprar nada durante el año, tuvieron que romper el propósito en 4 ocasiones: dos de ellos fueron para comprar protector solar para uno los niños y unas aletas para las clases de natación de la hija.

Screen Shot 2016-01-07 at 21.53.57

Los padres se dieron cuenta que conectaban mejor con sus hijos. Que la diversión no consistía en conseguir juguetes nuevos, sino en compartir momentos divertidos en familia. También se dieron cuenta que tenia que haber un cambio de chip con los niños. Antes les decían: «no compramos esto porque es muy caro!», eso sólo hacía que los niños quisieran más dinero y mas ansias de conseguir el juguete. Durante el experimento se dieron cuenta que al decir: «no lo necesitamos» les daba mas tranquilidad a los niños y al hacer algo juntos… se daban cuenta que mamá y papá tenían razón.

familia0 familia1

Después de un año entero sin hacer compras innecesarias, la familia entera había cambiado de mentalidad. Cuando volvieron a comprar artículos para su casa la toma de decisión se hacia de forma diferente. Si realmente veían que la compra iba a ayudar a que su vida fuera menos estrenaste, entonces lo compraban… pero si era algo superficial, algo sin sustancia, no lo compraban. tanto el matrimonio como sus hijos había cambiado completamente de mentalidad. Para su cumpleaños, su hija pidió visitar una granja, porque quería conocer a los verdaderos caballos, en lugar de jugar con muñecos.

Screen Shot 2016-01-07 at 22.22.07 Screen Shot 2016-01-07 at 22.22.35 Screen Shot 2016-01-07 at 22.22.52

Después de lograrlo por mas de un año escribieron un libro contando su experiencia. ¡Me pregunto si el libro habrá vendido muchos ejemplares! 😉

familia00

Fuente: DailyMail.co.uk

Deja un comentario

Últimos comentarios (2)

  1. Me encanta! Para imitar!

    healthyhabits
    8 enero, 2016 a las 11:44 am
  2. ¡¡Qué pasada!! Me parece super chulo! Imposible para mi, pero super chulo! Quizá podría hacer una variante de su plan…. me lo tengo que pensar! que guai!

    varita-magica
    7 enero, 2016 a las 7:52 pm