El cuento de la batalla en la nieve

Los conejitos como cada dia, debian ir a la guarderia. También con nieve y hielo, porque se mueven y a continuación, pasa el frío. Por la noche nevó y a la mañana siguiente todo estaba cubierto con una gruesa capa de nieve. Los conejitos querian salir corriendo. Era tal la alegría de algunos que hicieron saltos...

Los conejitos como cada dia, debian ir a la guarderia. También con nieve y hielo, porque se mueven y a continuación, pasa el frío. Por la noche nevó y a la mañana siguiente todo estaba cubierto con una gruesa capa de nieve. Los conejitos querian salir corriendo. Era tal la alegría de algunos que hicieron saltos…

Los conejitos como cada dia, debian ir a la guarderia. También con nieve y hielo, porque se mueven y a continuación, pasa el frío.

Por la noche nevó y a la mañana siguiente todo estaba cubierto con una gruesa capa de nieve.

Los conejitos querian salir corriendo. Era tal la alegría de algunos que hicieron saltos mortales en la nieve. Algunos se preguntaba: «¿Que es lo que tratan de hacer?»

Un grupo más pequeño de conejitos decidieron hacer bolas de nieve y lanzarselo a los otros. Rapidamente, otros los respondieron el ataque y la batalla de bolas de nieve se hizo mas y mas grandes.

  • ¡Que nadie se mueva! – Se eschucho una voz de mando
  • ¡Tomar nieve!, ¡Hacer una pelota!, Disparo – prosiguio dicha voz.

De pronto, una bola de nieve golpea la cabeza de Pim y este empezo a llorar.

  • «No seas tímido, Pim!» El golpe fue jugando, nadie quiere hacerte daño. Toma tu nieve y unete al juego.

De pronto, todos estaban jugando de nuevo con la nieve.

Deja un comentario

Últimos comentarios (1)

  1. Que monada! 🙂

    varita-magica
    27 abril, 2015 a las 3:17 am