Del fitness al wellness: las claves para triunfar en tu entrenamiento

El significado de fitness se ha ido refinando en los últimos años, esencialmente es un concepto de vida que abarca varias disciplinas y que se enfoca hacia la mejora de la salud y las cualidades físicas.

El significado de fitness se ha ido refinando en los últimos años, esencialmente es un concepto de vida que abarca varias disciplinas y que se enfoca hacia la mejora de la salud y las cualidades físicas.

El objetivo del fitness es alcanzar y mantener una buena forma física mediante la práctica de ejercicios de moderados a vigorosos. Los principales objetivos son mejorar y aumentar determinadas cualidades físicas como por ejemplo la flexibilidad y agilidad, la fuerza y resistencia muscular, la resistencia cardiovascular, el equilibrio, la constancia, la disciplina, la velocidad, etc. Por supuesto, todo ello ha de enfocarse de forma individualizada y personalizada según las características y necesidades de cada persona.

El concepto de wellness va un poco más allá, y pretende lograr un equilibrio entre la salud física, psicológica y emocional. El estilo de vida actual (las horas de trabajo, el estrés, las preocupaciones, etc.) deriva en una fatal alteración del bienestar psicológico que, inevitablemente, afecta también a nuestro estado de ánimo, a nuestra energía y la predisposición a realizar ejercicio. Por ello, como explica el Trainer Personal Javi Latorre: «mediante el wellness se pretende trabajar la salud de cada individuo de forma integral, mediante los ejercicios físicos habituales en el fitness, comiendo de forma saludable y evitando malos hábitos, y también gestionando el tiempo libre, estableciendo rutinas adecuadas a cada persona y evitando, ante todo, el estrés«.

El asesoramiento

Dentro del sector fitness, tan de moda hoy en día, existe una gran competitividad entre los gimnasios por atraer a los clientes. Por ello, a veces ofrecen novedades como gancho que, a la larga no reportan ningún beneficio al usuario. Lo único que realmente importa a la hora de elegir un centro es la calidad y la experiencia de su personal instructor porque, con el tiempo, será lo único que verdaderamente te motive y te ayude a conseguir tus objetivos.

La nutrición

De nada sirve un buen entrenamiento si no se tiene una nutrición adecuada. La dieta es la única vía de entrada de proteínas, vitaminas, azúcares, ácidos grasos y minerales tan necesarios para nuestro cuerpo. La carencia de alguno de estos elementos solo incrementará la fatiga y las posibilidades de sufrir una lesión.

Tanto si pretendes adelgazar mediante el ejercicio, ganar masa muscular o simplemente mantenerte en buena forma, es muy recomendable dejarse asesorar por un nutricionista deportivo especializado.

El descanso

Un buen descanso es fundamental para asegurar una correcta recuperación física, sin ella existe un alto riesgo de sufrir lesiones. Un correcto descanso permite restaurar las reservas musculares, incrementar los niveles de oxigenación, y eliminar sustancias tóxicas de los músculos y de la sangre. Por ello, es primordial dormir bien por las noches, alcanzando la fase REM, pero también lo es el denominado descanso activo, es decir, practicar ejercicios de relajamiento muscular tras la práctica de deporte.

Los beneficios del entrenamiento funcional

El entrenamiento funcional consiste en la realización de ejercicio físico de forma integral, es decir, de todo el cuerpo, sin centrarse en ninguna parte concreta. Los ejercicios funcionales complementan cualquier rutina fitness o wellness, y es que aportan grandes beneficios, ya que se trata de un entrenamiento muy completo que evita sobrecargas que podrían derivar en lesiones.

Una de las técnicas funcionales en auge en la actualidad es el entrenamiento TRX, nombre derivado de las siglas de Total-body Resistance Exercise, que en español significa «ejercicio de resistencia del cuerpo entero». Se trata de un entrenamiento en suspensión mediante arneses ajustables firmemente sujetos a un punto de anclaje. Los ejercicios se basan en movimientos amplios y sometidos al propio peso corporal, por lo que se evitan sobreesfuerzos y tensiones innecesarias. Mediante esta práctica se trabajan aspectos como la fuerza, el equilibrio, la flexibilidad y la estabilidad.

Nestum

Deja un comentario