Cuatro trucos para hacer ejercicio en casa

Se han confirmado, al menos, otros quince días de confinamiento en casa, por lo que no hacer ejercicio no entra entre nuestros planes. Después de superar la primera semana habrás notado que te duele todo. Acostumbradas a movernos todo el rato, aunque sea para hacer nuestras actividades diarias, estar mucho más sedentarias para factura sobre todo a nuestra espalda. Si no consigues engancharte al ejercicio indoors, hoy te traemos cuatro trucos sencillos para hacer ejercicio en casa y no morir en el intento. ¡Toma nota!

Busca tu momento, y agéndalo

En el momento tan complicado que estamos viviendo, en el que todos los días son iguales, es fácil perder de vista cuáles son nuestras prioridades. Seguro que te levantas pensando en las fichas de los niños y en organizar sus tareas, pero es necesario que busques cada día un rato para dedicárselo al deporte. Te ayudará a que te sientas ágil el tiempo que permanezcas en casa y a estar más animada. ¡Ahora más que nunca, se trata de tu salud!

La equipación adecuada

Aunque haga años que no pisas el gym, seguro que tienes unas mallas por estrenar y un top deportivo fantástico esperándote en el armario. Vístete para hacer ejercicio y ponte la ropa adecuada que te haga la rutina más eficaz. Te tomarás más en serio si te ves preparada para el ejercicio que si planeas hacerlo en pijama cuando te levantas. ¡La actitud es importante!

…y la rutina que es para ti

De nada sirve que se haya puesto de moda el yoga si tu mente es una mariposa que se posa en cada cuadro de la sala en donde planeas ejercitarte. Busca la rutina adecuada para ti, y no te preocupes si tienes que probar varios vídeos hasta dar con el que te sirve. En Youtube tienes rutinas gratuitas de baile, zumba o hasta flamenco. En este post te contábamos cuales son nuestras favoritas, pero te anticipamos que una mezcla de pilates y danza clásica que se ha puesto muy de moda está triunfando también fuera de los estudios.

¡Pide ayuda!

Esa amiga sin niños que se machaca en el gimnasio seguro que está encantada de ayudarte y asesorarte con tu rutina (ella además tiene mucho más tiempo que tu). Podéis organizar sesiones online con skype, en las que pueda corregirte y animarte. Y si tienes un grupo de madres, podéis quedar algunas tardes para hacer una sesión grupal. Sentir que no estás sola te ayudará a mantenerte motivada.

 

Deja un comentario