Cuatro cosas a tomar en cuenta cuando hay un recién nacido en casa

Son cuatro las cosas en las que se deben concentrar los papás primerizos para atender a un recién nacido: alimentación, sueño, higiene y cuidados.

Son cuatro las cosas en las que se deben concentrar los papás primerizos para atender a un recién nacido: alimentación, sueño, higiene y cuidados.

La llegada de un bebé genera alegría en el hogar, pero cuando los padres se están estrenando pueden hacerse muchas preguntas sobre qué es lo verdaderamente importante para que el recién nacido crezca sano.

Los pediatras aseguran que son cuatro los aspectos que hay que vigilar para la atención  del bebé: alimentación, higiene, sueño y cuidados. Si los padres aprenden a controlar estas necesidades, los primeros meses serán por mucho una grata experiencia.

1. Lactancia materna

Estudios confirman que la mejor alimentación para el bebé es la leche materna. Dar  pecho a los niños en sus primeros meses de vida, siempre que sea posible, es la mejor decisión.

Cuando la mujer amamanta también debe buscar su propia comodidad y esto se logra con un sujetador especial y discos absorbentes. Los extractores de leche,  bolsas de almacenaje y biberones también son de ayuda si la madre debe alejarse algunas horas del niño.  

2. Sueño reparador

Las horas de sueño son importantes para el desarrollo y crecimiento de los bebés. Pero esto no significa que deban descuidarse mientras duermen.

Lo más recomendable es que durante los primeros meses, los pequeños deban dormir en la misma habitación de sus padres, pero en su propia cuna.

Muchas madres colocan juguetes en el lugar donde los pequeños descansan, pero esto es un error porque pueden causar asfixias con facilidad. Así que la cuna debe estar libre de juguetes y almohadones. Y por supuesto, hay que cambiar las sábanas con frecuencia, ya que necesitan un espacio totalmente limpio para descansar.

3. Pañales siempre a la mano

Los bebés necesitan estar limpios. Esto es tan importante como la propia alimentación.  El cambio de pañales debe hacerse con mucha regularidad, ya que de esto depende la comodidad del niño.  Algunas madres primerizas compran muchos pañales, pero lo recomendable es adquirirlo con prudencia, porque los niños crecen muy rápido y luego no les sirven las tallas más pequeñas.

Para tener orden con la higiene del bebé es mejor tener a mano una pañalera, junto con toallas húmedas y mantas impermeables.

4. Sillas, coches y otros cuidados

Un bebé sano y feliz requiere de cuidados que van desde la ropita que se le coloque hasta cómo salen a la calle. Entre la lista de cosas para la llegada del bebé, no hay que olvidarse de las sillas para llevarlo en el vehículo. Los coches de paseo, que hoy en día vienen en tamaños que se adaptan a medida que el niño crece.

Y hay que tomar en cuenta la ropa para las estaciones. No es aconsejable exagerar con las compras. Crecen tan rápido que las perderán con facilidad. Lo que no puede faltar son los gorritos, calcetines, baberos y manoplas.

Deja un comentario