Corrige tus dientes con la Ortodoncia Invisible

Uno de los aspectos determinantes a la hora de valorar la belleza y el atractivo de una persona sin duda es su sonrisa. Mucha gente tiene una sonrisa bonita de forma natural, con los dientes todos (más o menos) en su sitio, ya sea porque tuvieron la suerte de nacer así o porque en su día se pusieron...

Uno de los aspectos determinantes a la hora de valorar la belleza y el atractivo de una persona sin duda es su sonrisa. Mucha gente tiene una sonrisa bonita de forma natural, con los dientes todos (más o menos) en su sitio, ya sea porque tuvieron la suerte de nacer así o porque en su día se pusieron…

ortodoncia invisible

Uno de los aspectos determinantes a la hora de valorar la belleza y el atractivo de una persona sin duda es su sonrisa. Mucha gente tiene una sonrisa bonita de forma natural, con los dientes todos (más o menos) en su sitio, ya sea porque tuvieron la suerte de nacer así o porque en su día se pusieron ortodoncia y ahora disfrutan de los resultados, y de eso precisamente voy a hablar en este post, en concreto de la ortodoncia invisible.

Estoy segura de que cuando la gente piensa en ortodoncia lo primero que le viene a la cabeza es la imagen de unos aparatos metálicos con brackets que suelen verse sobre todo en niños pequeños y adolescentes y que pocas veces se ven en un adulto, pero los tiempos cambian y la tecnología avanza también en la odontología.

Muchos famosos sin ir más lejos han corregido sus dientes llevando ortodoncia durante un tiempo y en muchos casos ni nos hemos enterado. ¿El truco? La conocida como ortodoncia invisible que en realidad es transparente.

Se trata de una modalidad de ortodoncia que utiliza férulas transparentes llamadas alineadores, que son como una especie de molde a medida de los dientes. Estas férulas se encajan en la dentadura y van enderezando poco a poco los dientes con la ventaja de que apenas se notan al sonreír o al hablar, y que pueden quitarse para comer o lavarse los dientes, cosa impensable con los clásicos aparatos dentales.

Se pueden solucionar prácticamente todos los problemas que pueda tratar cualquier otra ortodoncia, por lo que no tiene limitaciones más allá del precio, que es más elevado que el de los brackets normales.

Sin duda, para los adultos a los que nos preocupa la imagen es una gran solución para terminar de corregir los dientes de la manera más disimulada y cómoda posible, y en mi opinión el hecho de que se pueda quitar para comer y para poder realizar una correcta higiene bucal es un punto muy importante que añadir al de la estética.

Hay que tener en cuenta que una ortodoncia dura unos 18 meses de media, por lo que va a ser un tiempo bastante considerable en el que habrá que convivir con la ortodoncia, por eso cada uno tendrá que valorar si le merece la pena gastarse un poco más de dinero con el objetivo de que este tratamiento dental afecte lo menos posible a su vida diaria.

Deja un comentario