Cómo evitar la celulitis durante el embarazo

Como si fuesen poco los kilos que ganamos durante el embarazo, la manera en que sufre nuestra figura, los pies hinchados, el agotamiento, las náuseas, los mareos y los cambios de humor frecuentes, las mujeres también tenemos que sufrir en esta etapa de la aparición de la tan temida celulitis. La sintomatología de...

Como si fuesen poco los kilos que ganamos durante el embarazo, la manera en que sufre nuestra figura, los pies hinchados, el agotamiento, las náuseas, los mareos y los cambios de humor frecuentes, las mujeres también tenemos que sufrir en esta etapa de la aparición de la tan temida celulitis. La sintomatología de…

Cómo evitar la celulitis durante el embarazo

Como si fuesen poco los kilos que ganamos durante el embarazo, la manera en que sufre nuestra figura, los pies hinchados, el agotamiento, las náuseas, los mareos y los cambios de humor frecuentes, las mujeres también tenemos que sufrir en esta etapa de la aparición de la tan temida celulitis.

La sintomatología de la también llamada “piel de naranja” puede aparecer de manera repentina como efecto secundario de los cambios fisiológicos que ocurren durante la gestación, donde es común la ganancia de peso, la retención de líquidos, el depósito de grasa en los tejidos y el aumento de la producción de estrógenos.

Por supuesto no todas son malas noticias, en esta batalla encarnizada contra la celulitis tenemos a nuestro favor que sus signos tienden a reducirse de forma considerable o incluso a desaparecer pasado el embarazo, aunque todo lo que hagamos para ayudar a acelerar este proceso natural de reversión va a ser muy favorable. Si no quieres tener que esperar largos meses o años luego del parto para que tu piel vuelva a lucir reluciente y sana como solía, puedes tomar el control de la situación siguiendo estas tres recomendaciones.

Consejo 1: Mantener una dieta equilibrada

Independientemente del cambio en el paladar y la preferencia por ciertos alimentos en esta etapa, constituye una necesidad real mantener una alimentación adecuada durante todo el embarazo y pasado este. Los pilares de una dieta equilibrada que respondan a este objetivo deben estar sustentados en el consumo de alimentos ricos en fibra como son los vegetales y las frutas.

En consecuencia no se deben satisfacer los antojos con alimentos de un bajo poder nutritivo, refinados o fritos, ya que estos resultan perjudiciales tanto para la mamá como para el bebé, sin mencionar que suman a favor de la aparición de la celulitis. Aquí puedes encontrar información más detallada sobre la dieta perfecta durante el embarazo.

Consejo 2: Atenta al consumo de agua

El consumo de agua es aún más importante durante el embarazo, ya que mantener la piel bien hidratada nos ayudará a prevenir la aparición de estrías y celulitis. Lo ideal es ingerir alrededor de 2 a 3 diarios al día (fuente). Además, no te olvides de consumir alimentos ricos en agua como fruta fresca o verduras. Las bebidas artificiales o con gas, totalmente prohibidas.

Evitar la celulitis durante el embarazo

Consejo 3: Mantener una rutina activa con ejercicios

Aunque durante los primeros meses del embarazo algunas mujeres pueden padecer signos de astenia, somnolencia y debilidad física, que luego en las etapas posteriores se convierte en fatiga debido al cansancio corporal, es importante mantener de ser posible una rutina activa que incluya ejercicios físicos. Este consejo ayudará a prevenir la celulitis durante el embarazo, además de que las mujeres sentirán cómo su energía se renueva.

Existen un sinnúmero de disciplinas y actividades que se pueden practicar de forma segura durante esta etapa como el yoga, caminar o nadar, pero siempre se debe hacer una consulta previa con el obstetra.

Consejo 4: Masajear el cuerpo para estimular el flujo sanguíneo

De manera combinada con una dieta equilibrada y una rutina de ejercicios diaria, con este tercer consejo te proponemos atacar el problema desde el exterior ¿Cómo? Pues incluyendo masajes corporales personalizados, de manera que se estimule a través de la piel la circulación del flujo sanguíneo, así como la movilización de los nódulos de grasa y las toxinas.

Consejo 5: Vístete con la ropa apropiada

Da igual si tu estilo siempre es el de vestirte ajustada. Generalmente vestirse así dificulta la circulación, pero esto durante el embarazo es un problema aún más grave. Así que haz que tu cuerpo se sienta cómodo con las prendas de ropa. Apuesta por prendas holgadas.
 

Nestum

Deja un comentario