Cómo ayudar a tus hijos con los deberes del colegio

La reflexión sobre si los deberes son positivos para el aprendizaje lleva siendo un tema de discusión desde hace muchos años y sin embargo, los partidarios y detractores no cons...

La reflexión sobre si los deberes son positivos para el aprendizaje lleva siendo un tema de discusión desde hace muchos años y sin embargo, los partidarios y detractores no cons…

La reflexión sobre si los deberes son positivos para el aprendizaje lleva siendo un tema de discusión desde hace muchos años y sin embargo, los partidarios y detractores no consiguen aunar criterios. Hasta que se llegue a consenso cada centro hace lo que mejor le parece.

Fuente: Mujer de hoy

Queremos compartir con vosotros algunas claves para apoyar a vuestros hijos en esta tarea de enseñanza:

1. Pregunta a tu hijo cómo se siente cuando llegue a casa.
Si conoces cuál es su emoción en ese momento podrás comprender y adaptarte a sus necesidades.
Ej. Si te dice que está cansado nada más llegar del cole, darle 10 minutos para que descanse, meriende o haga algo que desee y luego ya se ponga a realizar sus tareas.

2. Acepta su emoción frente a los deberes.
Aceptar algo no es estar de acuerdo con ello, si no lo aceptas te enfrentarás, lo que desembocará en un conflicto.
Ej. Puede que no estés de acuerdo con que el inglés es aburrido, pero para él lo es… Trata de que encuentre la parte atractiva.

3. Ayúdale a encontrar la motivación hacia el aprendizaje.
Enfoca los deberes como un entrenamiento necesario para mejorar, no como un trabajo o una obligación.
Ej. Si le gustan los deportes, háblale acerca de lo importante que es el entrenamiento para los deportistas, si no entrenases y se esforzasen día a día, nunca llegarían a ser tan geniales en lo que hacen a día de hoy como lo son ahora. ¿Les cansa? Sí. ¿Algunos días preferirían quedarse en el sofá viendo una peli? Posiblemente. Aún así, lo siguen haciendo, ya que saben que eso les va a beneficiar en un futuro.

Fuente: Pedagogía blanca

4. Prepara el clima de estudio.
Sé modelo de tus hijos, cuando ellos hagan sus deberes, aprovecha para leer un libro o el manual de instrucciones de algo a su lado, o realizar alguna actividad de tipo cognitivo.
¡Cuidado con el enfado o el miedo excesivo ya que bloquean la capacidad de memoria y atención!

5. Fomenta su autonomía, acepta el error.
Promueve que sea el propio niño el que realice sus tareas, porque ¿para quién son los deberes?, ¿quién tiene que entrenarse? Involúcrate en su aprendizaje sin entrometerte. Sé una ayuda, no un obstáculo.

6. Enséñale a pensar y no reduzcas su enseñanza al momento de los deberes.
El día a día está lleno de oportunidades para aprender. Fomenta y despierta su curiosidad.

7. Destaca sus progresos.
Compáralo con él mismo y no con otros niños de su familia o clase. Haz hincapié en sus progresos aunque no llegue al nivel de la media. Lo importante es que se siga esforzando y disfrute de su aprendizaje.

8. Integra los aprendizajes dentro de metas a largo plazo.
¿A qué te quieres dedicar en la vida? ¿Qué tipo de persona quieres ser?
Hacerle saber que en este proceso contará con un equipo, (padres, profesores, compañeros, psicólogos…)

Fuente: Mami en apuros

www.crecerconemocion.com

Nestum

Deja un comentario