Preparamos la merienda juntos

Preparamos la merienda juntos

Nuestros bebés, ya no son tan bebés. Desde que somos madres somos conscientes de la velocidad del paso del tiempo; hace nada no se movían de su cunita y ahora nos hemos convertido en “guardaespaldas” de nuestros pequeños porque todo lo tocan, todo lo abren y todo lo quieren probar.

Alrededor de los 6-8 meses se produce un hito muy importante en la vida de los más pequeños y es la capacidad de poder sentarse solos y mantenerse en esa postura. Esta maravillosa y nueva habilidad para ellos les hará poder concentrarse en la tarea de coger más adecuadamente objetos, darnos un objeto y empezar a manifestar su interés por comer y beber solos.

Hay muchas actividades que podemos empezar a introducirles a lo largo de esta etapa: jugar a esconder objetos y que los encuentren, juguetes que se puedan apilar de diferentes formas y tamaños y de materiales como madera y tela, entre otros.

Todas estas actividades son grandes pasos para ellos de los que se van a sentir muy orgullosos por eso, hoy os proponemos una actividad que podéis hacer juntos y que les va a entusiasmar; ¡elegir su propia merienda!

 

Los ingredientes no pueden ser más sencillos: trocearemos en distintos bols fruta apta para su edad (plátano, manzana, pera, etc.) y, por otro lado, abriremos uno de los postres lácteos YOGOLINO, tiene una gran variedad de formatos y variedades con puré de fruta natural y son los únicos ricos en Calcio que no necesitan frío. En este caso la variedad natural que nos permite combinar perfectamente con el sabor de cualquiera de las frutas que hemos elegido. Su sabor es delicioso, perfecto para los paladares más exquisitos y no contiene gluten ni aceite de palma.

¡Ya tenemos preparados los ingredientes de la merienda! Ahora nos falta la cuchara y poner encima de la mesa la variedad de frutas y el postre lácteo YOGOLINO y ¡empieza la diversión! Les mostraremos como elegir una de las frutas e introducirlo en el YOGOLINO y, a partir de ahí, ellos mismos querrán hacerlo y demostrar que son capaces de elegir y empezar a comer solitos.

Diversión asegurada y, a la vez, una merienda que les ayuda a aportar vitaminas y minerales que necesitan, como el calcio y el magnesio. Y sin colorantes ni conservantes.                              

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas