,

Consejos para estar guapa tras dar a luz

Consejos para estar guapa tras dar a luz

Acabas de ser mamá y estás emocionada, cansada, feliz, dolorida, ilusionada, agobiada... Y con todo este torbellino de emociones, ¿quién se acuerda de estar mona? No se trata de lucir como una modelo de portada, pero seguro que con un par de trucos sencillos y fáciles, te verás mucho mejor.

Cuando empecé mi andadura en el mundo de los blogs lo hice en una web que se llamaba "Seguimos siendo las mismas", en la que se nos daba a las mamás la posibilidad de relacionarnos entre nosotras, aconsejarnos, contar nuestras experiencias, etc. tras haber sido madres. Por aquel entonces mi peque tenía un añito y yo estaba en el proceso de "seguir siendo la misma" que era antes de que la experiencia de la maternidad diese un giro de 180 grados a mi vida.

Ahora estoy a punto de tener a mi segundo bebé y, con las experiencia acumulada, me doy cuenta de que este proceso de recuperar las pequeñas parcelas de tu vida que son tuyas y solo tuyas puede empezar desde bien pronto, justo después de dar a luz.

Tras la llegada del bebé nos sentimos llenas de amor y felicidad,  pero también exhaustas. Y encima la vida social no cesa en esos días, porque todo el mundo desea hacernos una visita para demostrarnos su cariño, lo cual se agradece un montón sobre todo si esta visita es breve y viene acompañada de algo de comida preparada!

Estoy segura de que vernos con un mejor tono de piel o el pelo bien peinado, hará que nos sintamos un poco mejor. Así que ahí van unos truquis sencillos que os quitarán muy poco tiempo pero que estoy segura que merecerán la pena, ya veréis:

EL PELO

Ya puedes tener ojeras de oso panda o estar pálida como Blancanieves , que como lleves el pelo arreglado te verás bien sí o sí. Esto es una verdad universal irrefutable.  El pelo limpio y peinado es una de las cosas que más puede favorecer. Por eso no olvides meter en tu bolsa para el hospital ese champú que tanto te gusta y una buena crema de peinado. Tampoco está mal un champú seco en spray para un momento de apuro, pero en cuanto puedas lávate el pelo y notarás la diferencia. Si puedes recurre a tamaños de viaje, muestras, envases pequeños, etc. para no tener mucho peso en el neceser. Mi selección de productos para el pelo es esta:


Si eres apañada con cepillo, secador y plancha, pues fenomenal. Aunque no te vayas a hacer un súper brushing, al menos los mechones que enmarcan la cara bien pulidos y peinaditos cambian un montón el aspecto. Si no es así o no quieres emplear este tiempo en secar y planchar tu pelo, un recogido cómodo y resultón, con unas cuantas horquillas y gomas hace maravillas. Os dejo algunas ideas de mis preferidos:

BUENA CARA

Aquí la máxima es la sencillez: limpieza e hidratación. Con esto la piel ya se verá mucho mejor. Las toallitas desmaquillantes también son una solución estupenda y muy cómoda, además ocupan muy poquito espacio.Pero si además le añades un toque de crema con color (la base de maquillaje puede resultar demasiado en estos días) o unos polvos traslúcidos que unifiquen el tono y te den un poco de color bronceado mejor que mejor. Un colorete rosa suave o melocotón hará maravillas, así como un poco de máscara de pestañas. Esta última te recomiendo que sea waterproof, ya que en las maternidades suele hacer mucho calor y es fácil que una normal acabe corriéndose. Eso sin contar que alguna lagrimilla de emoción se nos puede escapar...

También resultan muy prácticos los sprays de agua termal para refrescar la piel, suavizar, calmar... También se puede usar el agua termal en el culete del bebé, así que tenemos un producto multiusos que nos vendrá genial estos días. 

Por último, un bálsamo labial con un toque rosado terminará de ponernos la carita de rosa que nos merecemos tener. Un truqui: la crema de lanolina para cuidar el pecho durante la lactancia es un maravilloso bálsamo de labios!


 

OLOR A LIMPIO, OLOR A BEBÉ

Hace algún tiempo escribí un artículo sobre la cosmética que se puede compartir entre mamás y bebés. Resulta muy adecuado durante el postparto, ya que así se aligera el neceser y conseguimos un olor característico a ternura y suavidad. Para leerlo pinchad aquí.

Es recomendable que no utilicemos perfumes muy fuertes, sobre todo si estamos dando el pecho, ya que a los bebés no suelen gustarles. Mejor un agua de colonia fresquita aplicada en la ropa o en la nuca para hacernos sentir bien, pero que tampoco sea abrumador, simplemente que huela a limpio. Por eso me parece una idea estupenda compartir la fragancia con el bebé, hay muchas colonias infantiles que podemos usar. Algunas de las que más me gustan son estas:

Espero que os hayan gustado mis consejos y los pongáis en práctica, os aseguro que el resultado marca la diferencia y no robaremos mucho tiempo a la tarea más maravillosa e importante durante estos días: la de ser mamá.

 

 

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas