,

Hojaldre de tomates y queso

Hojaldre de tomates y queso

Una receta sencilla y deliciosa que se prepara en un minuto

Hay recetas que te salvan la vida, o la cena, esos días que se presentan invitados y no tienes nada preparado. Tener un hojaldre siempre en la nevera es buena idea, porque con un poco de imaginación puedes tener listo un picoteo para acompañar un vinito en cinco minutos.

Este hojaldre de tomates y queso no puede ser más sencillo. La clave está en el producto, será más rico cuanto mejor sean los tomates, pero queda muy resultón incluso con tomates cherry, de los que hay todo el año.

Sólo tienes que extender el hojaldre en una bandeja de horno, pincharlo varias veces con el tenedor, para que no suba, y colocar encima los tomates. Puedes ponerlos bien ordenados, o mezclarlos para conseguir un aspecto deliciosamente descuidado. Por encima, orégano, aceite de oliva virgen extra, queso rallado y al horno, hasta que lo veas gratinado.

El truco es cortar los tomates, salarlos y dejarlos un rato en un colador para que así suelten el agua y no mojen la masa. Para subir nota, puedes sustituir el queso rayado por queso de cabra, y también añadir chalotas o cebolla caramelizada. 

También quedan ideales en tamaño individual, como hemos visto en el Blog BellyFull, que además le ha añadido albahaca. Sólo tienes que cortar la masa con un molde circular. ¡Nos encantan para las cenas de los niños!

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas