,

Así podrás superar tu miedo a tomar decisiones

Así podrás superar tu miedo a tomar decisiones

Consejos para desbloquear esos miedos que te impiden seguir adelente, según la psicóloga experta en terapia online Diana Vilar Rubiano.

Somos expertos en tomar decisiones -o deberíamos serlo-. Lo hacemos cada día, a cada momento. Algunas son más importantes, otras más intranscendentes; a veces de manera consciente, otras sin tenerlo en cuenta. La vida nos obliga a hacerlo continuamente.

Sin embargo, esta necesidad, tan consustancial al ser humano, es la responsable de uno de nuestros miedos más extendidos: el miedo a decidir. Escoger entre dos opciones, quedarse con una y enterrar otra, es motivo más que suficiente en muchos de nosotros para justificar hasta un ataque de pánico.

La invalidez para tomar determinaciones puede afectar a cualquiera de nosotros. Somos parte de una sociedad sobresaturada de información, conocimientos e infinitas opciones a la hora de dictaminar sobre cualquier aspecto de nuestra vida.

Podríamos pensar que un contexto como el nuestro, donde tenemos a mano todo tipo de alternativas y saberes sobre las mismas, debería facilitar la ardua tarea de decidir y lo que precisamente ocurre es todo lo contrario: se nos complica la vida ante tanto dilema.

Uno de los principales responsables de que seamos incapaces de tomar decisiones es el miedo. El miedo nos bloquea, nos frena, nos congela. Esto nos puede ocurrir ante la necesidad de tomar cualquier determinación: dejar una relación, cambiar de trabajo, elegir nuestros estudios, cambiarnos de ciudad, etc.

El miedo está especialmente presente cuando se trata de tomar decisiones irreversibles. En estos casos nos hace incluso aparcar la decisión y alimentar el malestar que conlleva. Como no sabemos qué hacer apartamos la decisión del camino y continuamos hacia delante con la esperanza de encontrar algo que nos ayude a firmar una sentencia.

­El miedo a equivocarnos

Se trata del miedo más frecuente. A mayor importancia de la decisión mayor es este miedo. El temor a equivocarse es un recelo vinculado a la responsabilidad  que tenemos sobre una elección. Nos hace desmenuzar y valorar cada posibilidad antes de tomar una decisión. Es un miedo presente en gran medida en situaciones que implica un cambio que es difícil o imposible de revertir y cuyas consecuencias tendrán repercusión en nuestra vida.

Las consecuencias

Sentir miedo ante la hipótesis de no acertar en nuestras decisiones nos conduce a un estado de incapacitación que se congela en el tiempo. Si no tenemos la capacidad de ser resolutivos estaremos totalmente anulados como personas.

Buscamos información continuamente esperando encontrar una certeza absoluta que nunca llega. Tenemos la falsa sensación de que pensando podremos tomar una decisión segura que nos alejará de cualquier posible error. Esto puede llevarnos hacia lo que se conoce como “duda patológica”.

Otras personas acaban delegando su responsabilidad en otros; “pero sólo eres libre cuando eres responsable de tus decisiones”, dice el psicólogo italiano Giorgio Nardone.

Otros miedos

Junto con el miedo a equivocarnos conviven otros que también echan por el suelo nuestra capacidad de determinación. En el miedo a no estar a la altura se esconde a veces una baja autoestima o la creencia de que no somos capaces de tomar la mejor decisión, explica Nardone en su libro El miedo a decidir.

El miedo a exponerse al juicio de los demás es otro de los que nos podemos encontrar. Otro de los más extendidos, y seguramente, el más paradójico pues no podemos controlar que piensan los demás sobre nosotros. Relacionado con él encontramos el miedo a la impopularidad, sobre el que Nardone muestra su punto de vista de forma tajante: “Saberse amado es una necesidad primordial, pero la necesidad de sentirse amado por todos es su expresión disfuncional”

Todos experimentamos miedo a la hora de tomar decisiones. No se trata de evitarlos pues con esto lo único que logramos es alimentarlos aún más. Todo pasa por tener la capacidad para enfrentarnos a nuestros miedos y aprender a superarlos. Para Nardone “es la estrategia de echar más leña al fuego”.

Este artículo es una colaboración de la psicóloga Diana Vilar para el portal de psicología online Siquia. Puedes pedirle consejo o ayuda a través de su página web :)

 

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas