,

Una joya semidesconocida: Nueva Orleans

Una joya semidesconocida: Nueva Orleans

Una de las ciudades que pasan más desapercibidas en las guías de viajes a Estados Unidos. Y por supuesto, de forma injusta.

De vez en cuando descubrimos ciudades que no entendemos como no tienen más fama internacional. En el caso de Estados Unidos es un fenómeno habitual. Nueva York, Los Ángeles, San Francisco, Chicago... sí, todas ellas tienen su algo. Bueno, Los Ángeles es realmente una decepción, pero fama tiene. Mi pregunta es... ¿cómo no está New Orleans entre lo más recomendado de Estados Unidos?

Pocas ciudades existen tan peculiares en este país, y he visto mucha. Nueva Orleans tiene una cultura que se respira en cada calle, en cada bar. en cada concierto de jazz, en cada parque... Y de hecho tiene una de las mejores fiestas del sur de Estados Unidos. Para mí los mejores motivos por los que visitar Nueva Orleans son:

1. El French Quarter: es el barrio antiguo e histórico por excelencia, y parece sacada de una película de época. Las calles, los edificios, los carruajes, los balcones... la herencia arquitectónica francesa es palpable, pero no la de hoy sino la del siglo XVIII. Pasear por aquí es como estar en una película.

2. La noche: el mismo French Quarter de noche es una pasada, aunque no es la única zona. El juego de luces de la mayoría de bares y pubs es de los que te hacen entrar en un estado psicodélico. Hay oferta para todos, desde los que quieren un concierto íntimo de jazz a los que prefieren fiesta loca. Para esto último un buen sitio para ir es Bourbon Streeto Freret Street, con una propuesta más alternativa. Se conoce a gente de lo más pintoresca.

3. La gente: New Orleans es una de las ciudades con más población negra de Estados Unidos. De hecho, el barrio de Treme es uno de los que presenta mayor porcentaje de población afroamericana entre su población, y por desgracia uno de los que más sufrieron el Katrina en su momento. La gente de Nueva Orleans es cálida y acogedora, y siempre están encantados de descubrirte los secretos de la ciudad.

4. La música: puede no gustarte el jazz, pero es un pecado ir a Nueva Orleans y no disfrutar de algún concierto. En cualquier caso, cualquier concierto que pilles es una experiencia, por la emoción que transmiten los músicos, por la emoción que ves en el público, por ese rollo "qué guay es la vida" que se respira.

Para mí estos son los mejores motivos para ir a Nueva Orleans. No me olvido tampoco de esa faceta esotérica de la ciudad. De hecho tiene dos cementerios que están entre lo más visitado, y también un Museo del Vudú. Si haces una ruta por Estados Unidos que se salga de lo habitual, muy recomendable.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas