,

Trabajo vestibular

Trabajo vestibular

El sistema vestibular es el encargado de regular el sentido del equilibrio y del movimiento, nos permite situar el cuerpo en nuestro entorno y realizar desplazamientos.

¿Cómo funciona el sistema vestibular?
Sin el sistema vestibular no seríamos capaces de estabilizar las escenas que vemos en nuestra vida cotidiana, por ejemplo, cuando vamos en el coche de camino al trabajo o cuando giramos la cabeza de un lado a otro. En este tipo de situaciones nuestro ojo recibe la información del sistema vestibular. Los receptores son los encargados de que la imagen que recibimos sea estable y en esa estabilidad reside una de las claves de nuestro equilibrio.
Este sistema es uno de los primeros en desarrollarse en los niños desde el nacimiento. Su objetivo principal, como hemos comentado es estabilizar la imagen durante nuestros desplazamientos o movimientos. Si nuestro ojo no utilizara la información vestibular, sentiríamos un síntoma llamado oscilopsia y veríamos la escena de alrededor borrosa.


El desarrollo del equilibrio, un factor fundamental
Una de las competencias más importantes en el desarrollo de un niño es el equilibrio, ya que es esencial para caminar. Puede parecer que carece de importancia desde los ojos de alguien que no ha tenido problemas nunca en este aspecto, pero un sistema vestibular defectuoso puede ocasionar muchos problemas como nauseas, errores de coordinación en movimientos complejos o un mal cálculo de las distancias. 


La estimulación vestibular
En los últimos años, los juegos tradicionales que incluían mayor movimiento físico se han visto sustituidos en gran parte por videoconsolas y otro tipo de actividades que requieren un menor esfuerzo. 
Cobra importancia entonces el trabajo vestibular en esta época para compensar esa falta de actividad que tienen algunos niños en su infancia. Existen diversos juegos y juguetes que sirven para trabajar la coordinación y la estimulación vestibular, como balancines o islas de equilibrio.
Podemos combinar este tipo de utensilios con diferentes actividades, como girar sobre uno mismo o sentarse sobre un cilindro y balancearse, para trabajar con los niños y evitar problemas de disfunciones vestibulares. 
¿Qué actividades de estimulación vestibular realiza tu hijo o hija?
 

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas