,

4 razones por las que el juego es sinónimo de felicidad y bienestar

4 razones por las que el juego es sinónimo de felicidad y bienestar

Si quieres ver a tu hijo feliz, déjale jugar. Parece de sentido común pero si lo pensamos detenidamente, no lo es. Sobrecargamos, en ocasiones, a los niños con tantas actividades extraescolares que les queda poco tiempo para el juego. Sin embargo, no está todo perdido.

Dejemos a los niños jugar, que se ensucien, corran y se cansen. El juego les permite experimentar, socializar y conocer los problemas reales a pequeña escala. Dejemos que resuelvan sus pequeños conflictos con otros niños, que empaticen y compartan. Jugar es un derecho. 

Según un estudio realizado por Imaginarium, no tener tiempo para jugar es la segunda causa de infelicidad en los niños españoles, así que, hoy que se celebra el Día Universal del Niño, queremos recordar los beneficios del juego en la infancia:

 1. Según los expertos del estudio, "es fundamental que los niños aprendan a expresar sus emociones. Esto se puede conseguir a través del juego al igual que una correcta sociabilización, consiguiendo en los niños una mayor sensación de felicidad y bienestar”.

2. El juego es un elemento clave en el desarrollo de las personas e imprescindible para un sano y armonioso crecimiento, ya que “un niño que juega es un niño sano”.

3. “El juego es divertido, les hace reír, perder y ganar. El juego en sí mismo es felicidad” y una herramienta simbólica que les permite aprender normas sin agresividad, ni maldad.

4. “El juego tiene que ser entendido como un estímulo y una disciplina positiva durante la infancia, un ingrediente más de la felicidad durante la infancia, que suma junto a la buena compañía, el cariño, la sonrisa y el amor”. 

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas