,

¡Pon luz a sus miedos!

No te pierdas estas galerías

Las luces de noche son el salvavidas y el mejor apoyo en las noches largas cuando los más pequeños aprenden a dormir solos o tienen miedo a la oscuridad. Este post va para todas esas mamás y papás que duermen mal o, directamente, no duermen cuando sus pequeños se pasan toda la noche en vela!

Los niños casi siempre pasan una etapa en la que tienen miedo a la oscuridad o a estar solitos, para que empiecen a desarrollar su independencia y se sientan cómodos en sus cuartos, lo mejor es ponerles una luz que sirva como punto de referencia para situarse y, además, les permita ver que todo está bien.

Una de las mejores armas para conseguir una noche de dulces sueños y descanso realmente reparador, tanto para peques como mayores, son las luces de noche o quitamiedos. En su elección debemos de tener en cuenta que ésta sea adecuada para los niños, es decir, que sus formas y colores sean infantiles, les encante y no les genere miedo.

En belandsoph, os proponemos una selección de lamparitas a cual más monada y graciosa para los diferentes peques. Todas ellas funcionan con pilas de botón, pero existen diferentes tipos en cuanto a la duración de su luz. Algunas se quedan encendidas toda la noche, por el contrario, hay otras que automáticamente se apagan a los 15-20 minutos permitiendo que el peque se quede dormido tranquilo y que durante la noche no se despierte por la luz.

Existen luces muy muy dulces para los peques más golosos, otras que son para los más soñadores, otras para lo más madrugadores y otras para los más románticos!

Si pinchas aquí podrás ver todos los modelos.

Cuál sería vuestra elección o cuál es la que más os gusta?

 

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas