,

Crujiente de manzana, nueces y pasas.

Crujiente de manzana, nueces y pasas.

Rollitos dulces de manzana que hará las delicias de los más golosos.

Cuando la temperatura exterior es inferior a cuatro o cinco grados ya hace bastante frío; no digamos cuando el termómetro marca por debajo de cero y encima sopla el viento. Estos son los días en los que te apetece quedarte en casita y no asomar la patita ni por debajo de la puerta. Personalmente, cuando el tiempo no acompaña me gusta meterme en la cocina y hacer algún bizcocho, galletas  o cualquier cosa que huela y sepa a azúcar. 

En esta ocasión, os propongo algo sencillito: un crujiente de manzana hecho con pasta filo. Para quien no lo sepa, se trata de una masa de láminas muy finas con las que tradicionalmente se elaboran los dulces griegos y árabes. Hoy día, este tipo de masa puedes encontrarla en cualquier supermercado. Con ella puedes preparar recetas dulces y saladas. El resultado son elaboraciones de finísimas láminas crujientes parecidas al hojaldre.

Ingredientes:      

-Pasta filo.

-Dos manzanas cortadas en láminas.

-Nueces picadas.

-Pasas.

- Azúcar (blanca o morena).

-Mantequilla o margarina derretida.

- Un huevo.

 Elaboración paso a paso:

1. Pela y corta en rodajas muy finas las manzanas.

2. Extiende tres láminas de pasta filo y pincélalas con un poco de matequilla derretida. Las demás láminas cúbrelas con un paño para que no se sequen (hay que tener en cuenta que esta pasta es muy fina y puede secarse).

3. Rellena la pasta con la manzana, las nueces picadas, las pasas y un poco de azúcar. Enrolla sobre sí misma formando un rollito. Dobla los bordes hacia adentro y pinta su superficie con huevo batido. Espolvoréale un poco de azúcar. Repite las operación hasta terminar con todas la pasta.

4.  Precalienta el horno a 180º e introduce los crujientes en el horno hasta que estén dorados, (aproximadamente unos 10 -15 minutos).

Sugerencia: se recomienda servirlos templados pero si lo preferís podéis hacerlo una vez que se hayan enfriado completamente. Acompáñalos con unas natillas o con chocolate caliente.

El resultado, delicioso. 

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas