La casa de un arquitecto en Sudáfrica

La casa de un arquitecto en Sudáfrica

Líneas rectas, cemento, estilo minimal, arte africano mezclado con obras abstractas y una estructura muy poco convencional son las claves que definen la casa que el arquitecto Antonio Zaninovic ha proyectado en Ciudad de Cabo (Sudáfrica). Os la muestro precisamente por lo poco corriente que es comparada con el...

Líneas rectas, cemento, estilo minimal, arte africano mezclado con obras abstractas y una estructura muy poco convencional son las claves que definen la casa que el arquitecto Antonio Zaninovic ha proyectado en Ciudad de Cabo (Sudáfrica). Os la muestro precisamente por lo poco corriente que es comparada con el estilo local, aunque a decir verdad estuve una vez en Cup Town, en casa de una amigo diplomático destinado allí, y la verdad es que había una mezcla muy curiosa de edificaciones, modernas modernísimas, junto a otras tradicionales, porque es una ciudad llena de contrastes y eso es, justamente,lo que la hace tan atractiva. Antonio la proyectó para los hijos jóvenes, surfistas y divertidos de sus propietarios y para ello contó con la inestimable ayuda de Ana Corrochano. El estilo es austero, sencillo y fresco.Tampoco falta un precioso aire japonés, como homenaje a los dueños, que viven en una plantación de té de la zona. La premisa decorativa, de cuyo proyecto se encargó Yelda Bayraktar, fueron espacios amplios, atmósferas despejadas y disfrutar de las preciosas vistas a las montañas. Montse Garriga la ha fotografiado para AD y a mi me ha gustado tanto que os la enseño aquí. Viajemos, pues, amigas, aunque sea virtualmente, a Sudáfrica. No os perdáis la piscina, la terraza y el mural. Listas, hadas?

un_bunker_amable_en_sudafrica_381238153_1599x1200

El resultado fue un edificio de 340 m2 más 180 m2 de terrazas y parcela, en el que el jardín zen es el centro alrededor del cual todo gira. “Al estar la parcela en pendiente hicimos tres alturas: la planta inferior, donde están el garaje, los trasteros, el cuarto de servicio y de plancha; la primera planta, con un gran espacio único compartido por recibidor, cocina, comedor-salón y tres dormitorios con sus baños en suite; y la planta de arriba, con un dormitorio con baño y una gran terraza con piscina”, cuenta el arquitecto. Tanto les gustó a los dueños esta zona que encargaron un mural al artista y arquitecto sudafricano Lorenzo Nassimbeni, que se inspiró en la zona de la montaña en la que se sitúa.



un_bunker_amable_en_sudafrica_150619667_1600x1200

La casa se construyó con materiales sencillos y de procedencia local, de Sudáfrica, como la madera de ciprés del baño, del dormitorio y la terraza de la segunda planta, o la de meranti en el salón. La decoradora captó el aire sereno y de relax que el espíritu japonés que querían los propietarios, basado en tonos suaves y neutros, mobiliario vintage de los años 50, toques africanistas y piezas a medida, todo de estéticas pura y minimalista.

un_bunker_amable_en_sudafrica_930410907_900x1200

un_bunker_amable_en_sudafrica_193876971_1599x1200

un_bunker_amable_en_sudafrica_664143865_1592x1200

un_bunker_amable_en_sudafrica_746269591_900x1200

un_bunker_amable_en_sudafrica_706426618_901x1200

un_bunker_amable_en_sudafrica_469406678_901x1200

un_bunker_amable_en_sudafrica_187131173_900x1200

un_bunker_amable_en_sudafrica_771787164_901x1200

Espero que os haya parecido tan maravillosa como a mi.

Para copiar: La ausencia de artificio y la acertada combinación de un material frío como es el cemento, con otro cálido, como la madera, para conseguir ambientes confortables y muy apetecibles. Una casa de vacaciones con mucha personalidad.

Para olvidar: La poca variación cromática, estando ubicada en un país tan colorista como Sudáfrica.

Hasta la próxima, Hadas.

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas