La piel que habito

La piel que habito

No queridas, este post no está dedicado a la crítica cinematográfica de la archiconocida película de Almodóvar, este post va de otra clase de piel y de otro manera de habitar porque esto es “flying deco” y ahora que estas temperaturas se parecen más a las de Helsinki que a las de un país mediterráneo…”flying...

No queridas, este post no está dedicado a la crítica cinematográfica de la archiconocida película de Almodóvar, este post va de otra clase de piel y de otro manera de habitar porque esto es “flying deco” y ahora que estas temperaturas se parecen más a las de Helsinki que a las de un país mediterráneo…”flying deco” tiene frío!! Y hay que abrigarse….

Y qué mejor que abrigarse que unas buenas pieles ¿no?, y pensando en esta verdad universal de que la piel es lo que más abriga, hoy vamos a ver como este axioma es extrapolable a nuestras casas y no solo a nuestros armarios.

foto1

Una alfombra de piel siempre da un toque cálido a cualquier estancia y además nos evita pasar frio al andar por casa y nos da la posibilidad de andar descalzas si coger una neumonía.

foto2

¿Qué os parece hacer un rincón cálido con pales?, poniendo sobre ellos una colcha de piel y unos cojines también de pelo, puede quedar un rincón tan ideal como este que combinado con la alfombra se convierte en un lugar ideal para que los niños jueguen en el suelo sin ensuciarse ni pasar frio.

Y es que las colchas o mantas de pelo son la mar de socorridas y dan ese toque de “lujo-cálido” a cualquier estancia.

foto3

Incluso nos pueden servir para cubrir las sillas y dar un toque nórdico al comedor.

foto4

Para las que no las apasione el tema “pieles” pero quieran darle un puntito “suavecito” a alguna estancia, poner una pequeña funda de piel a algún puff puede quedar así de bonito y acogedor.

foto5

En definitiva que este invierno, al menos yo, pienso abrigar mi casa con mantitas de piel ¡por todas partes!, ya veremos que hacemos cuando llegue el verano….

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas