,

PASTEL TRES LECHES con salsa de caramelo salado & maltesers

Para el bizcocho: Precalentamos el horno a 180º. En un bol batimos las 3 yemas con el azúcar hasta que estén espumosas. En otro bol batimos las claras a punto de nieve. Poco a ...

Desde que probé este pastel en uno de mis viajes transatlánticos...me enganchó su sabor y se convirtió en uno de los básicos en mi cocina. Su elaboración es fácil y rápida y con ingredientes de fondo de despensa. En verano es espectacular...pues bien fresquito es insuperable! El pastel tres leches es un postre tradicional en Latinoamérica. Consiste en un bizcocho esponjoso bañado en tres tipos de leche: leche condensada, leche evaporada y crema de leche. Normalmente se decora con chantilly o merengue y canela en polvo, aunque mi preferido es este...cubierto con nata espesa, salsa de caramelo salado y Maltesers (burbujas de leche malteada cubiertas de chocolate con leche...ñammmm).

Ingredientes

Para el bizcocho:

3 huevos

120 grs harina

1 cucharadita levadura en polvo

60 grs azúcar

Para el baño:

120 ml de leche condensada

120 ml de leche evaporada

120 ml de nata líquida

Para la cobertura:

120 ml de nata fresca espesa

50 grs azúcar glas

1 cucharadita de extracto de vainilla

1 bolsita de Maltesers

Para la salsa de caramelo salado:

50 grs azúcar

75 ml nata líquida

15 grs mantequilla

1 pizca de sal en escamas o gruesa

Elaboración

Para el bizcocho:
Precalentamos el horno a 180º. En un bol batimos las 3 yemas con el azúcar hasta que estén espumosas. En otro bol batimos las claras a punto de nieve. Poco a poco vamos añadiendo las yemas con movimientos envolventes y posteriormente la harina mas la levadura del mismo modo. Vertemos en un molde engrasado e introducimos en el horno aproximadamente 18-20 minutos. Sacamos del horno y dejamos enfriar completamente.
Para el baño de tres leches: Mezclar las tres leches hasta que estén integradas y pinchar con un palito de brocheta todo el bizcocho. Seguidamente vierte de manera uniforme toda la mezcla de tres leches...tapa con film transparente y deja en el frigorífico toda la noche.

Para la cobertura:

Batimos la nata espesa con el azúcar y el extracto de vainilla...a baja velocidad para que no se corte. Una vez que este integrado, extendemos con una espátula sobre el bizcocho sin alisarlo demasiado... mucho mejor si queda irregular.
Para la salsa de caramelo: En un cazo ponemos el azúcar al fuego hasta que derrita y tome un color ámbar...a fuego muy suave para que no se queme. Rápidamente añadimos la nata, la mantequilla y la sal y mantenemos a fuego muy lento sin dejar de remover hasta que quede una cremita muy fina y sin ningún grumo.
Para la decoración final: Vertemos con una jarrita la salsa de caramelo salado sobre el pastel y espolvoreamos con Maltesers enteros, troceados y pulverizados

Chocolate y Vainilla

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas