,

Desarrollo infantil: Mis 6 primeros meses de vida

Desarrollo infantil: Mis 6 primeros meses de vida

Los primeros meses de la vida de un bebé están repletos de numerosos logros y aprendizajes que suponen todo un esfuerzo. Se enfrenta a un mundo nuevo totalmente desconocido. Apr...

Los primeros meses de la vida de un bebé están repletos de numerosos logros y aprendizajes que suponen todo un esfuerzo. Se enfrenta a un mundo nuevo totalmente desconocido. Aprendizajes como la sonrisa, los primeros balbuceos o el volteo van a aumentar sus destrezas para relacionarse con el entorno, con los otros y que tenga un mayor control y conocimiento de sí mismo.
Conocer cómo es el desarrollo de vuestro bebé en sus primeros meses de vida os va a permitir acompañarles en los pequeños pasos que van dando en su desarrollo, estimulándoles para que los consigan y así favorecer su crecimiento.
El bebe es un ser en constante construcción. Desde su nacimiento comienza su aprendizaje y su desarrollo. Los aprendizajes que se producen durante los primeros meses son los cimientos sobre los cuales construirán sus futuros aprendizajes. Son las piezas claves del puzle.
Los primeros 6 meses de vida se caracterizan por el descubrimiento del mundo de que les rodea a través principalmente de los sentidos y los adultos que le rodean. Además sus primeros aprendizajes se centran en el conocimiento y control de su propio cuerpo.

Primer y segundo mes: Llego al mundo observo y sonrió a mama y papa
Durante las primeras semanas de vida la vista es una de sus mayores fuentes de información y conocimiento del mundo que les rodea. Vienen preparados para buscar y observar principalmente el rostro humano.
A los 2m su visión es mucho más nítida que en las primeras semanas de vida, ya es capaz de distinguir el rostro de su madre y percibirlo tridimensionalmente no solo a partir de los contraste. Y con ello es capaz de seguir con su mirada la mirada del adulto y empezar a sonreír ante estímulo externos como la cara de mama.
Su modo de comunicación es el llanto, a través de él nos informa de cómo se encuentra, si tiene frío, sueño, hambre,… También comienza a realizar los primeros sonidos guturales para llamar la atención del adulto

Tercer y cuarto mes: Comienzo a conocer mi cuerpo
Hacía el tercer mes comienza a intentar sostener la cabeza, realizando perfectamente en el cuarto mes de vida. Esto le va permitir mover la cabeza con más autonomía y dirigir su atención hacía estímulos visuales (cosas de colores llamativos, sus manos, rostros conocidos…) y auditivos (voz de la madre, diferentes ruidos), interesándose poco a poco por el mundo que le rodea.
Su interés por el entorno que le rodea va aumentando, busca con más frecuencia los rostros humanos (sobre todo los conocidos) y les sonríe, aumentando su preferencia a estar acompañado por otros humanos.

Quinto y sexto mes: Volteo, balbuceo y descubro los objetos
Hacía los 4-5 meses el bebé comienza a tener un mayor control de la parte superior de su cuerpo. Puede rodar lo que va a ser el primer paso para realizar desplazamiento de manera independiente. El volteo es el preludio del gateo. Estos primeros volteos no tienen como objetivo el desplazamiento sino el mero placer de rodar.
El mayor control de la parte superior de su cuerpo le va a permitir comenzar a descubrir nuevas partes de su cuerpo, entre los 5-6 meses tiene gran interés por sus pies se los toca y se los lleva a la boca.
A los 6m comienza a adquirir lo que se denomina “permanencia del objeto”, el bebé sabe que aunque un objeto no se vea no significa que haya desaparecido del mundo. Es capaz de seguir el objeto hasta que desaparece (bien porque lo hemos tapado o se escondido) y buscarlo allí donde ha sido escondido.
Comienza a experimentar con los sonidos y disfruta escuchándose emitiendo sonidos como “aaahh”, “papapapa”, chillando o tarareando.

Miriam Lara
Psicóloga Infantil y Experta en Atención Temprana
C.A.I. Ohana



www.centroohana.es

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas