,

Receta de hornazo dulce

Hoy es Viernes y para los que somos de Salamanca, después de la Semana Santa todavía nos queda el famoso Lunes de Aguas. Ya os conté el año pasado muchas cosas referentes a los ...

Hoy es Viernes y para los que somos de Salamanca, después de la Semana Santa todavía nos queda el famoso Lunes de Aguas.

Ya os conté el año pasado muchas cosas referentes a los hornazos y al Lunes de Aguas, y este año he estado haciendo varios experimentos.
Uno de ellos ha sido un hornazo tradicional, que tenéis toda la información y receta aquí, porque no puede faltar lo básico. Pero tenía ganas de probar el Hornazo dulce…

El caso es que en Alba de Tormes, que es un pueblo al lado de Salamanca, tienen la costumbre de hacer un hornazo similar al tradicional pero peculiar porque es de masa dulce y contrasta bastante con los rellenos salados. Lo he probado en otras ocasiones y me ha resultado delicioso, increíble el contraste de sabores, acostumbrados como estamos al otro tipo.

Pues aquí comparto hoy mis pruebas. Estuve buscando alguna receta en la que basarme y me ha venido fenomenal esta de Pilar, en Hostelería de Salamanca, porque sobre ella he fabricado mi propia receta adaptada a mis gustos.



Ingredientes:
(para unos 8 comensales)

  • 3 huevos (si son muy grandes 2)
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 150 ml de agua
  • 150 ml de leche entera a temperatura ambiente
  • 150 gr de azúcar
  • 50 ml. de aguardiente
  • 25 grs de levadura fresca o un sobre de levadura de pan seca
  • Entre 800 y 850 gr de harina de fuerza
  • Dos cucharadas soperas de anisetes
  • Ralladura de limón
  • 1 pizca de sal
  • U huevo batido para pincelar

Relleno (al gusto)

  • Lomo de cerdo freso adobado, unas 6 rodajas
  • 6 Lonchas de queso curado
  • Una lata de Pimientos del piquillo
  • 6 Lonchas de jamón ibérico


Elaboración:

1) Comenzamos calentando un poco el agua en una jarrita o similar al microondas. Desleímos en ella la levadura junto con la sal. Le añadimos por último la leche, removemos y reservamos.

2) Batimos los huevos con el azúcar y la ralladura de limón en un bol grande. Agregamos el aceite y el aguardiente para mezclar y por último los anisetes.

3) A continuación volcamos también la mezcla anterior reservada. Ligar bien el conjunto.

4) Ahora comenzamos a añadir la harina en cantidades pequeñas poco a poco y vamos amasando bien hasta que conseguimos que esté bien ligada, pero elástica y no se pega a las manos. No os paseis de harina, requiere bastante trabajo de amasado y añadirla poco a poco.
De ahí que la cantidad de harina aproximada sea de 850 grs, pero hay que ir añadiendo poco a poco y probando para asegurarnos que tenga el punto adecuado. Tardaremos un ratito pero en seguida se liga.

5) Tapamos la masa en el bol con un paño y la dejamos reposar durante unas tres horas.
Pasado ese tiempo volvemos a amasar, y vamos a dar forma al hornazo: dividimos la masa en dos partes y las estiramos formando un círculo de un grosor de aprox un centímetro. Una será la base y otra la tapa superior.

6) Rellenamos la base inferior al gusto, en este caso: primero las lonchas de jamón, luego el lomo fresco adobado, encima el queso y por último unos pimientos del piquillo asados. Cuando tengamos terminado colocamos encima la tapa de masa y cerramos haciendo pliegues con el dedo para sellar la masa.
Tapamos de nuevo la masa con un trapo y la dejamos reposar otra hora.

Mientras tanto precalentamos el horno a 240 º.

7) Después del reposo, pinchamos la masa por encima con un tenedor, pintamos con huevo batido la superficie, espolvoreamos un poquito de azúcar y lo metemos al horno (si tenemos alguna piedra de horno, mucho mejor, lo colocaríamos encima).

8) Bajar la temperatura del horno a 210º y dejarlo durante 30 minutos, pero vigilando que si se empieza a dorar mucho por fuera es mejor taparlo con un papel Albal para que siga cociéndose normal por dentro y no nos quede demasiado oscuro.
La masa por dentro tiene que quedar jugosa y esponjosa, podéis comprobar pinchándola un poco con un palillo el punto de cocción.

Y ya tenemos listo nuestro hornazo, nos podemos ir de merendola el Lunes de Agua o cualquier otro día. Es una buenísima opción para preparar en casa y para los niños porque está riquísimo.

Os dejo unas pequeñas ideas para montaros la merendola de este día o de cualquier otro.


Cortais trocitos pequeños del hornazo y los envolveis en papel marrón kraft, cerrándolos con un poco de cordel de colores (el de la foto es el de los chorizos de toda la vida, para los modernos también conocida como "bakers twine")

Y para acabar os buscais unas cestas muy bonitas para que cuando vuestros hijos vayan de merendola con sus amigos sean los más hippies del lugar...

¡A disfrutarlo!




Ya me contareis vuestras experiencias.

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas