,

Cómo recoger el cuarto de nuestros hijos

Ordenar la habitación nuestros hijos puede ser una misión imposible, nos encontramos con todo tipo de juguetes por medio que se van acumulando por los rincones, además, yo estoy...

Ordenar la habitación nuestros hijos puede ser una misión imposible, nos encontramos con todo tipo de juguetes por medio que se van acumulando por los rincones, además, yo estoy convencida que cuando no los vemos ¡Se multiplican! Por más esfuerzos que hagamos por mantenerlos bajo control.

Sin embargo, vamos a ver unas normas básicas para enseñar a los niños a recoger, ordenar y cuidar sus juguetes, con estos simples consejos llegaremos del caos al orden en cinco pasos:

  • Cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa: si tienen claro donde va cada juguete será mucho más fácil recoger. Debemos establecer un lugar específico para cada objeto, esto le facilitará encontrarlo cuando desee jugar con él y luego sabrá donde volver a dejarlo. Las cajas de plástico y las cestas son muy buena opción, sobretodo al principio en el que recoger resulta más complicado. Además podemos poner un dibujo indicando lo que va dentro de cada caja.
  • Dar ejemplo: es importantísimo que el niño viva en un entorno ordenado y que vea que sus padres mantenemos en orden toda la casa, así será más fácil que adquiera el hábito. También debemos procurar que sea ordenado no sólo con los juguetes, sino con todas las cosas de su cuarto, ropa, calzado, abrigos, libros …
  • Órdenes claras: si a tu hijo le dices “recoge tu cuarto” no sabrá por donde empezar, pero si le vas dando órdenes claras verá que son objetivos fáciles de cumplir “guarda el puzzle”, “recoge los zapatos”, “coloca los coches en su caja”.
  • Recoger jugando: Hay muchas formas de motivar la recogida de juguetes, mientras son pequeños podemos crearles este hábito con juegos. Podemos cantar una canción sobre recoger y al ritmo de la música irá colocando las cosas. También podemos jugar al veo veo, le nombras un objeto descolocado y tiene que encontrarlo y colocarlo en su sitio. Cuando son un poco más mayores podemos cronometrarle, haciendo carreras con sus hermanos o contra él mismo.
  • Menos es más: está claro que cuanto menos juguetes tenga menos le costará recogerlo, el caso es que es muy positivo para el niño ir variando de juguetes. Puedes guardar algunos juguetes en otro lugar (altillo, trastero, …) e ir cambiándoselos de vez en cuando. También deberemos ir revisando los juguetes que se rompen para retirarlos y los que ya no juega con ellos porque se le han quedado pequeños para donarlos.

Y recuerda que no debemos terminar recogiendo nosotras cuando nuestros hijos se nieguen.

¿Cómo conseguís que vuestros hijos recojan su cuarto?

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas