,

Los Oscar en ¡Blanco!

Pocas noches son tan glamurosas como la esperadísima noche de los Oscar. Actores, directores, actrices, smokings, alta costura… la alfombra roja de las ambicionadas estatuillas ...

Pocas noches son tan glamurosas como la esperadísima noche de los Oscar. Actores, directores, actrices, smokings, alta costura… la alfombra roja de las ambicionadas estatuillas siempre reúne a lo más granado del “Star Sistem” y por ende de la moda más “de moda”.

Una ocasión como pocas para lucir “modelazos”, haute couture en estado puro, eso es lo que se merece y lo que se espera de la noche en el que cine hollywoodiense se pone de largo. Sin embargo, anoche la alfombra roja se definió en dos palabras sencillez y ¡blanco!

Sencillez porque no dejamos de ver palabras de honor, cortes sirena y…poco más. No hubo sitio ni para grandes looks, ni para atreverse con espectaculares piezas de alta costura… ¡ellas que pueden! Pues como poder no es querer, ninguna de las asistentes quiso llamar la atención con algún look realmente de Oscar y todas estuvieron muy discretitas, una pena…

Y blanco porque, sin duda, fue el color que reino en la alfombra roja. De blanco fueron las dos vencedoras de la noche. La joven Jennifer Lawrence eligió un modelo de alta costura firmado por Ralf Simons para Dior; blanco nuclear, tejido brocado y una gran cola con volumen, que esperamos que amortiguase la también gran caída que sufrió la pobre Jennifer al recoger su primer Oscar.

Anne Hathaway, la otra galardonada de la noche, se decidió por un Prada en rosa palo, tan palo que era prácticamente blanco, recto, discreto y muy sencillo. Ya que todo apuntaba a que sería su noche, podría habernos sorprendido mucho más…

Pero no solo las galardonadas optaron por el blanco. La siempre perfecta Charlize Theron se decidió por un Dior de dos piezas, con péplum y palabra de honor, en blanco. Y la latina Zoe Saldaña también aposto al blanco, con un McQueen terminado en una cola ondulada muy original. El otro McQueen que paseo por la alfombra roja, el de Amanda Seyfried, con pedrería y larga cola… también blanco.

Así que ya sabéis, si este año tenéis que vestiros de largo, a riesgo de parecer una novia hacia el altar, parece que el blanco es el color de las galas o al menos de los ¡Oscar!

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas