,

Seguimos de moda

Tras la primera jornada de Madrid Fashion Week, la moda patria sigue presentándonos sus propuestas para el próximo invierno, y Charhadas no pierde ripio de ninguno de los desfil...

Tras la primera jornada de Madrid Fashion Week, la moda patria sigue presentándonos sus propuestas para el próximo invierno, y Charhadas no pierde ripio de ninguno de los desfiles para teneros bien informadas de los modelitos que tendremos que buscar a partir de Septiembre.

Ayer la jornada fashionista empezó con el desfile conjunto de Rabaneda y María Barros. El primero, Dani Rabaneda, se estrenaba en la pasarela madrileña tras años participando en el OFF de Cibeles, y el estreno… nos dejo un poco frías. Look urbanita y sporty, y un poquito futurista, mezcla de tejidos, prendas sobreexpuestas, colección correcta, sin más.

En cambio su partener de desfile nos dejo boquiabiertas. María Barros acertó de pleno con una colección divertida, original, bonita y favorecedora. Nos encantaron su reinvención del turbante de los años cincuenta versionado para el siglo XXI, sus vestidos de aire Lady y muy “fifties” con preciosos colores y los volúmenes de sus prendas, colocados estratégicamente para favorecer y potenciar la figura femenina. ¡De diez!

También fue el turno de los hermanos Ailanto, que siguen en su línea habitual con una colección muy ponible, en tonos suaves y en la que los abrigos de corte clásico fueron los protagonistas.

Los otros hermanos “cibelinos”, Vitorio&Lucchino, se olvidaron por una vez de sus colores vibrantes y sus volantes flamencos y presentaron una colección muy sobria en formas y colores, cuellos “peter-pan” y un largo de falda muy años veinte.

Roberto Torreta, ha bajado el tono de la mujer ultra sexy por la que suele apostar y para el próximo invierno nos propone looks mucho más sobrios, aunque sigue remarcando la silueta femenina, con una cintura bien estrecha y en colores oscuros. El rojo…se queda para la noche.

El otro Roberto, Verino, se ha dejado llevar por la sofisticación. Inspirado en las divas del cine clásico, presentó una colección con un toque orientalizante, presentando a una mujer sexy y misteriosa vestida con ricos tejidos y detalles en piel.

Ángel Schlesser, un sénior de Cibeles, no se salió de su norma, y como siempre dejó al front-row satisfecho con una propuesta tan elegante como sencilla, con cortes limpios, siluetas clásicas y looks urbanitas y femeninos.

Y por primera vez en la historia de Cibeles la joyería invadió la pasarela de la mano de Aristocrazy. No sabemos si esto de mezclar géneros funcionará pero reconocemos que el show fue espectacular y por allí desfilaron cuellos y hombreras metálicas, maxi anillos, collares XL … todo un muestrario de complementos metálicos…

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas