,

Consejos Útiles Para Ahorrar Energía

Consejos Útiles Para Ahorrar Energía

Es importante concienciarse de la necesidad de disminuir el consumo energético, tanto por la salud medioambiental, como por la ahorro económico que puede suponer o simplemente,...

Es importante concienciarse de la necesidad de disminuir el consumo energético, tanto por la salud medioambiental, como por la ahorro económico que puede suponer o simplemente, para paliar la subida que penaliza el consumo de carburantes y energías.

Afortunadamente hay algunas cosas que podemos hacer, tanto para que la factura no suba en exceso como para cuidar el bienestar del planeta:


  • Apagar luces y cerrar grifos en cuanto sea posible. Concienciar a los niños de que hay que apagar las luces siempre, cuando se sale de una habitación.

  • Desenchufar todos los aparatos que no se estén utilizando. Además de ahorrar energía, se les evita un envejecimiento innecesario.

  • Apagar los electrodomésticos. Evitar en la medida de lo posible dejarlos en posición de Stand By (siguen consumiendo). La tv en esta posición, toda la noche, consume la misma energía que si estuviera encendida durante dos horas.

  • Retirar los cargadores de móviles, ordenadores, tablets y videoconsolas portátiles cuando no se estén utilizando. Los que tienen transformadores consumen energía sólo con estar enchufados, además de estropearse por sobreutilización.

  • Es útil utilizar regletas (de las que multiplican el uso de los enchufes) con interruptores, para apagar, de una vez, varios electrodomésticos.

  • Reciclar todo los objetos que sea posible. Se ahorra energía, materias primas y se evitan emisiones de CO2.

  • Utiliza pilas recargables. Aunque parezcan más caras, se amortizan enseguida y se ahorra dinero. Por unos 50 € aproximadamente, puedes usarlas 1000 veces. Piensa por un momento lo que eso supone sólo con los juguetes electrónicos de tus hijos.




  • Mantén la calefacción a 20ºC, el aire acondicionado a 25 y el agua caliente a 35ºC, por encima de estos valores el consumo se dispara un 7% con cada grado de más. Evita en la medida de lo posible el uso del extractor de humos de la cocina.

  • Utiliza el transporte público y comparte el coche en la medida de lo posible. Controla la presión de los neumáticos y mantén limpios los filtros de carburante. Disminuye el consumo.

  • Compra productos de temporada, que se produzcan lo más cerca posible del lugar en el que vives. Evita que estén embalados en bandejas de porespán y lleven la menor cantidad de embalajes posible.

  • Para cocinar, utiliza la olla express en la medida de lo posible. Consume muy poca energía y es la manera más saludable de cocinar. Para cantidades pequeñas, el microondas. Ahorra un 60% de energía. Evita el horno, salvo que vayas a cocinar grandes cantidades. La vitro es la manera de cocinar que más consume. Si no dispones de otra cosa, apaga los fuegos antes de terminar.

  • Al usar la lavadora, emplea los programas cortos, con el agua lo más fría que puedas (con niños, es complicado por las manchas). Elige detergente líquido, porque hace trabajar menos a la lavadora y se disuelve y aclara mejor. Limpia regularmente los filtros.

  • Con la plancha, comienza por la ropa que necesita temperaturas más altas y termina por las más delicadas, que se planchan con menos calor. Procura acumular suficiente ropa para amortizar el consumo y evita planchar ropa húmeda.

  • La nevera es el electrodoméstico que más consume. Hay que mantenerla limpia por dentro y por el fondo, lo que puede ahorrar un 30% del consumo. Igualmente hay que moverla y limpiar las rejillas traseras regularmente, porque son el sistema de refrigeración del aparto. Cuando el congelador tenga una capa de hielo de 4 o 5 mm de espesor, hay que descongelarlo y limpiarlo. Ayuda a disminuir el consumo.

  • La manera más eficiente de enfriar el agua es un botijo. No consume nada de energía. Puede que no sea lo más glamouroso, pero…

  • El ordenador. La pantalla consume el 70% del total, evita los salvapantallas y apaga el ordenador si te levantas más de 30 minutos. Retira CD´s, y pendrives que no estés utilizando, porque hacen que el ordenador consuma más.

Espero que con estas sencillas ideas, que están al alcance de cualquiera, podáis disminuir algo vuestra factura de la luz y que entre todos, podamos mejorar la salud medioambiental. Es importante concienciar a los niños y que adquieran estas costumbres.

¿Tenéis alguna idea más para ahorrar energía?
¿Seguís todos estos consejos?

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas