Talleres en familia en el Museo del Traje de Madrid

Una vez más, ¡un año más!, estuve atenta a la nueva convocatoria de los talleres infantiles del Museo del Traje programados para este otoño y, sííííí, conseguí plaza para mis hi...

Una vez más, ¡un año más!, estuve atenta a la nueva convocatoria de los talleres infantiles del Museo del Traje programados para este otoño y, sííííí, conseguí plaza para mis hijas, de 6 y 9 años, el pasado domingo 6 de noviembre.

Los talleres, en general, están destinados a familias con niños de 6 a 12 años. Cada pequeño va acompañado de un adulto con quien realiza la visita dinamizada primero y el taller práctico después. En esta ocasión los dos talleres llevan por título “¡Click! La fotografía está de moda” y “Años locos”. Hablaré fundamentalmente de este último ya que fue el que realicé con mi pequeña.

El cine mudo, la música de charlestón y dibujos animados de ayer y de hoy (Mickey Mouse; Tiana y el sapo) les sirven de soporte a los dos educadores del Museo para mostrar a los niños cómo era la vida allá por los años 20 del siglo pasado en EEUU. Durante la presentación aprendieron sobre los transportes, las ciudades y la vida en general, así como en relación a la ropa y los complementos de las ‘flappers’ (las chicas que iban a la moda).

A continuación realizamos un breve recorrido por la sala dedicada a los “locos años veinte” (no olvidemos que son los posteriores a la horripilante 1ª Guerra Mundial), que muestran el cambio de mentalidad, de ansia de libertad y diversión, a través de los vestidos femeninos, amplios, sin marcar formas y fomentando, en su lugar, una imagen seductora a través de lo andrógino y estilizado, con cortes de cabello ‘a lo garçonne’. Las vitrinas de la ropa interior muestran igualmente la libertad que se buscaba para el cuerpo de la mujer. Se hizo también hincapié en la importanciade los complementos, sobre todo, de los sombreros.

imagen asociada al contenido

Sombreros protagonistas de la indumentaria del momento a los que se quiso rendir cierto homenaje en la realización del taller, que consistió en la fabricación de una sombrerera. Nos dieron el patrón, lo pasamos a la cartulina negra, hicimos los dobleces correspondientes y cortamos y pegamos donde era preciso y ¡este fue el resultado!

Por último, decoramos la sombrerera, a elección de mi hija, por supuesto, con un rascacielos, unas ‘flappers’, un Mickey Mouse, unos músicos y tiras que imitan una bovina de película para el borde de la tapa. Lo último, un cordel para transportarla.

Muy orgullosas con el resultado (yo estaba encantada, la verdad), mi hija y yo nos reunimos con mi otra hija y su padre, tanto o más contentos con lo aprendido en su propio taller de fotografía y el montaje en cartulina que realizaron con las fotos disparadas.

imagen asociada al contenido

No es la primera vez que asistimos en familia a un taller de este museo y mis hijas, además, han ido durante dos años seguidos a los que organizan durante el verano. Compartimos un rato de ocio ‘distinto’ con ellas, aprenden, ¡aprendemos! Y nos divertimos, sí, tambié, o sobre todo…

Los talleres son gratuitos y, claro, algunas ya lo sabréis, están tan solicitados que las plazas se agotan enseguida. Por ello, si estáis interesados, muy atentos a la próxima convocatoria para Navidad!!!!!

Os contaré un secreto: Helena, una de las educadoras del Museo, me dijo que es posible que amplien los Talleres de Otoño porque la demanda ha sido enorme… No me extraña: ¡son muy buenos!



http://museodeltraje.mcu.es

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas