,

Tequeños de queso. Perfectos para aperitivos

Hola hadas. Es la primera vez que me animo a escribir una receta, pero es que he visto en el blog de El gato goloso esta receta de tequeños que me ha parecido una idea genial pa...

Hola hadas. Es la primera vez que me animo a escribir una receta, pero es que he visto en el blog de El gato goloso esta receta de tequeños que me ha parecido una idea genial para incluir en nuestros aperitivos, para cuando tengamos invitados en casa o para las fiestas de cumpleaños. Tal y como dice la bloggera, "los tequeños no son más que palitos de queso blanco semi-duro envueltos en una masa de harina de trigo, fritos hasta dorarse. Al morderlos nos encontramos con una cubierta crujiente y un delicioso queso medianamente salado (mucho más que el mozarella) que se estira como una goma y que hace las delicias de grandes y pequeños”.

A mi peque le chifla el queso, así que seguro que con estos aperitivos se vuelve loco ¡y yo! Tienen una pinta deliciosa. Ya os digo que esta receta cae este verano en mi casa. ¡Espero que os guste tanto como a mí!

  • Ingredientes:

- Queso blanco llanero, palmizulia o palmita (o cualquier queso semi-duro, medianamente salado y que se derrita*)
- 2 tazas de harina de trigo todo uso (no leudante)
- 35 g de mantequilla sin sal a temperatura fresca (20 oC)
- 1/2 taza de agua
- 1 cdita. de sal
- 1 cdita de azúcar
- 1 cdita de levadura en polvo instantánea
- Aceite suficiente para freír

* Instrucciones:

- Cortar el queso en palitos de 1x1x5 cm (deben quedar como rectángulos de 1 cm de espesor por lado)

- Mezclar todos los ingredientes menos la mantequilla y unir con una espátula de plástico o con las manos hasta que la masa comience a compactarse y se despegue de las manos.

- Poco a poco ir añadiendo porciones de la mantequilla mientras se amasa, incorporar por completo la mantequilla antes de añadir la siguiente porción.

- Amasar por 10 minutos o hasta que se haya incorporado por completo la mantequilla y la masa se torne suave y elástica.

- Colocar la masa en un recipiente ligeramente aceitado, tapar con plástico adherente y dejar enfriar en el refrigerador por espacio de 30 minutos.

- Una vez transcurridos los 30 minutos, estirar la masa con un rodillo (o una botella) hasta que alcance un espesor bien delgado (3 a 4 mm)

- Cortar la masa en tiras de 3 cm de ancho por 20 cm de largo aproximadamente, enrollar la masa alrededor de los trozos de queso comenzando desde un extremos en forma de espiral y sellando bien los extremos para que el queso no se salga.

- Freír en abundante aceite caliente hasta que doren, retirar del aceite y colocar sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

- Servir calientes y disfrutar compartiendo con amigos, familiares, el vecino o incluso el perro.

** Los tequeños pueden congelarse crudos, para ello colocarlos sobre una bandeja forrada con papel encerado procurando que no se toquen, cubrir con plástico adherente y congelar hasta por 1 mes. Para prepararlos solo basta con descongelarlos 1 hora antes y pasarlos luego por harina (la harina absorverá el agua condensada en los tequeños evitando que salpiquen al freirlos), calentar aceite y freír.**

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas