,

El parto y los diferentes tipos de parto.

El parto y los diferentes tipos de parto.

El parto es un momento muy especial en la vida de cualquier mujer. Llevamos nueve meses esperando el momento de conocer los rasgos de nuestro bebé y de disfrutar de todas sus et...

El parto es un momento muy especial en la vida de cualquier mujer. Llevamos nueve meses esperando el momento de conocer los rasgos de nuestro bebé y de disfrutar de todas sus etapas y cambios.Antes de pasarpor esa experienciadebes prepararte en lasclases preparto para hacerlo todo mucho más fácil. Hoy queremoshablaros sobre los diferentes tiposde parto que hay.


Parto natural
:
Es el parto que menos riesgos conlleva ya que no existe alteración alguna de la madre ni del feto por medio de medicamentos.El doctor basa su diagnóstico en los latidos del bebé y en la frecuencia e intensidad de las contracciones. Entre sus beneficios destaca el contacto inmediato del pequeño con su madre, desarrollando su autoestima, capacidad de entregar amor y relacionarse con el resto. Si optas por este tipo de parto, deberás prepararte para enfrentar los malestares propios de la fase final del embarazo por medio de cursos, yoga o hipnosis.


Parto normal con anestesia:
El parto normal con anestesia es muy similar al parto natural. Elrecién nacidosale a través de la vagina, pero, a diferencia del parto natural, en éste se utiliza anestesia y medicamentos para el dolor. Usar o no algún tipo de analgesia durante el parto depende de la mujer y de sus circunstancias personales.


Parto en el agua
:
Se trata de una modalidad del parto natural, cuyo proceso es espontáneo. Una vez que la madre haya superado las dos etapas previas al nacimiento, dilatación y encajamiento; y se inicien las molestias, comienza la fase de hidroterapia, donde el agua circula por medio de filtros a 37 grados de temperatura.La ventaja de este tipo de parto es queel agua caliente permite calmar los dolores y el bebé nace totalmente relajado.


Parto en cuclillas:
Este tipo de parto se realiza cuando el bebé viene con los pies o nalgas hacia abajo o en posición transversal. También al surgir emergencias como una tensión fetal, cavidad pélvica menor al tamaño del bebé, sangrado vaginal o infecciones virales activas que afecten al cuello uterino; entre otras. La cirugía consiste básicamente en una incisión en la pared abdominal y en el útero para extraer al bebé. Existen dos tipos de cisura: una que se realiza de forma longitudinal del ombligo al pubis; y otra en forma transversal y a nivel suprapúbico.



Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas